Diario alegre de un encierro triste. Día 16 [Quique J. Silva]

@Jesús Gómez-Escalonilla Sánchez-Infante. Diario alegre de un encierro triste. Día 16

El ruiseñor del 3ºB

Estos días, casi todo el mundo ha descubierto que tiene un músico en el vecindario.

Bueno, en la mayoría de los casos, más que músicos son intérpretes o como mucho aficionados a un determinado instrumento.

Algunos lo sabéis, el mío es el triángulo; pero no me atrevo a salir al balcón con él, y os voy a explicar por qué.

Mi amigo “El Peli”, gran voz y bandurrielista donde los haya, derrochó su enorme generosidad musical al principio del encierro, ofreciendo un recital en su patio.

Balcón “de par en par”, asiento sin brazos junto a la barandilla de hierro forjado, atril, partituras y muchos deseos de agradar.

Hace un poco de “rasca”, pero la ocasión lo merece.

Poco a poco, la comunidad vecinal (o sea sus vecinos) van abriendo también sus ventanas para escuchar los trinos del ruiseñor del 3º B.

@Antonio Esteban Hernando / D16 del Diario alegre de un encierro triste

Arranca con una declaración de intenciones:“La Vida es Bella”. Luego, “Toy Contento”; y entre aplauso y aplauso se lanza al deleite de los más pequeños del barrio cantando “Hay un amigo en mi”.

Empiezan los escalofríos y él piensa que es la emoción del momento. Cada vez hay más ventanas abiertas. No necesita presentación:

A la voz, el Peli.  A la bandurria, el Peli.  Al fresco…. El Peli.

La “rasca” pudo con él. Recupérate amigo; tus vecinos te echan de menos.

Objetivo del día: Si salgo al balcón, abrigarme.

Y mañana será otro día.

Quique J. Silva

(Visited 247 times, 1 visits today)

0 Comment

  • Busta

    Yo, que no tengo gran voz, ni soy gran instrumentista, también intento animar a los sufridos vecinos, eso si, con una buena rebequita!!

Deja un comentario