El límite del vacío del Circo Romano [Rosa María García Cervigón]

Model

El curso 2015-2016 de la asignatura Taller de Proyectos VII de la Escuela de Arquitectura de Toledo tuvo como enunciado: proponer actuaciones de mejora del espacio urbano de Toledo. La Escuela firmó un convenio con el Ayuntamiento de Toledo con el fin de ejercitar y acercar los procesos de pensamiento al mundo real, al entorno próximo. Se realizaron sesiones de taller en las que intervinieron tanto profesores de la Escuela como técnicos y responsables políticos del Ayuntamiento. El resultado fueron más de treinta propuestas libres de prejuicios y de especulación; frescas y propositivas, que expresan las preocupaciones de los jóvenes arquitectos de la Escuela de Toledo. Arquitectos formados en pensar más y hacer menos, solo lo imprescindible. Traemos aquí la primera de ellas, la reconstrucción del vacío del espacio que en su día ocupó el Circo Romano.  [José Ramón de la Cal, profesor EAto]

Model

Nos encontramos en el circo romano de Toledo. En la actualidad, esta zona que en su origen ocupó el circo romano, se encuentra dividida transversalmente por la calle Carlos III, generando un espacio urbano cuyo borde es muy disperso, perdiendo así su unidad.

Su identidad está definida por los cuatro bordes que lo delimitan, todos ellos distintos: la avenida Reconquista al noroeste; el casco histórico, al sureste; el río Tajo, al suroeste; y la vega baja, al noroeste. Una zona caracterizada por la barrera peatonal hacia el casco que supone el poblado obrero junto a las ruinas del circo romano, así como la diferencia de cota existente entre la zona del circo romano y el casco.

Se propone una operación de vacío urbano y cosido de la ciudad con el objetivo de recuperar la unidad de la huella del circo romano sobre la ciudad.

Tomando como base la huella original del circo se propone continuar la excavación realizada en el nivel donde se encuentran hoy las ruinas del circo, generando un gran vacío. Una vez conseguido ese perímetro continuo, se continúa excavando hacia el interior, generando un límite topográfico que da lugar a una redistribución del viario en dos grandes vías paralelas al nuevo espacio unitario, que comunican una parte muy consolidada de la ciudad como es el barrio de Reconquista, con el río.

Rosa María García Cervigón.

(Visited 635 times, 1 visits today)

Deja un comentario