Del troleo a lo identitario [M.A. Díaz, J. Morín, J.R. Cal, A. Malalana, I. Sánchez Ramos]

La divulgación científica en prensa del yacimiento de Los Hitos -Arisgotas, Orgaz- (Toledo)

Dentro de las actividades de divulgación científica de los trabajos arqueológicos efectuados en Los Hitos entre 2016 a 2019, está la de presentar un avance de las investigaciones a la prensa. El domingo pasado, 27 de enero, el periodista Vicente García Olaya, que desarrolla una importante labor de divulgación cultural, publicaba en El País un extenso artículo en la edición nacional – V. García Olaya, EL PAÍS,27 de enero-. El titular hacia referencia a un dato objetivo y, en principio poco polémico, la altura al edificio fundacional de la villa visigoda –“El primer “rascacielos” del medievo”-. El entrecomillado del adjetivo “rascacielos” y la aclaración posterior de la cronología del edificio en el siglo VI no daba lugar a polémica alguna. Sencillamente se buscaba resaltar la pérdida de conocimientos técnicos en la Antigüedad Tardía, donde la capacidad de abovedar y construir edificios en piedra prácticamente se extingue en Occidente en este período. Lo saben bien nuestros colegas continentales o de las islas británicas, donde esta recuperación no se produjo hasta los ss. IX y X d.C. La noticia fue la más leída de Cultura y dentro de las diez primeras, lo que nos indica la avidez de los lectores por este tipo de noticias, elaboradas, no procedentes de agencia, etc.

Sin embargo, si leemos los “comentarios” que se hacen a la noticia en el propio diario es claro que ese espacio es un territorio del troleo y del “cuñadismo”. Una primera impresión es la incapacidad lectora de los comentaristas, que divagan sobre si las pirámides son más altas, el acueducto de Segovia,…..No son capaces de ir al fondo de la noticia, pero ni siquiera de entender que el periodista lo limita al siglo VI d.C., es obvio que existieron y existen edificios más altos. Destacar también como este tipo de gritos al vacío se amparan siempre en el anonimato. ¿Cuándo se acabará esta mecánica que ampara a los que más gritan en las redes sociales? El mecanismo es sencillo, nombre y apellidos. Más grave es la deriva posterior de los comentarios, del troleo a lo identitario. Se presupone que existieron edificios más altos en el mundo hispanovisigodo y su ausencia se achaca por los troles a uno de los períodos más fecundos de nuestra historia, el mundo andalusí. Esta deriva “voxiana” de los comentarios resulta preocupante, dada la ausencia de argumentos objetivos y en especial si pensamos que partía de un dato objetivo e incuestionable, la altura de 12 metros de un edificio del siglo VI, sin más. ¿Cómo acabamos en comentarios que incitan al odio?

Comparativa de alturas de edificios de la antigüedad

Como miembros activos del equipo de investigación del yacimiento no nos era desconocida esta rabia nacionalista, ya que desde los inicios del proyecto chocamos con el ideario identitario de algunos eruditos y académicos asturianos. En su día nos sorprendió la virulencia de sus ataques, así como su negativa a la aceptación de evidencias objetivas y la utilización de descalificaciones personales sin más. La noticia de EL PAÍS parece haberles despertado del letargo invernal en el que estaban sumidos y su reacción de ha materializado en un artículo en LA NUEVA ESPAÑA -28 Enero 2019-. La periodista, Elena Fernández-Pello, no contrastó las informaciones vertidas por ella y sus entrevistados, además eligió un titular partidista y despectivo “Las ruinas que aspiran a aventajar a Santa María”. La elección del adjetivo “ruina” para referirse a un yacimiento arqueológico con investigación en curso desde 2014 no puede ser más desafortunado. Por otro lado, es rotundamente falso que desde nuestro proyecto de investigación se busque competir con Santa María del Naranco. Como investigadores asumíamos el conocimiento general de que este tipo de espacios de representación de las elites en altura se generaliza en Oriente en los ss. IV y V y llega a Occidente a partir de la sexta centuria. El pensamiento de lo “asturiano” como un fenómeno por generación espontánea o exclusivamente vía carolingia es minoritario en la actualidad y no se visibiliza en la investigación continental. Sin embargo, tres académicos recurren al troleo y a las descalificaciones en el artículo para despreciar el trabajo de un equipo de más de 100 científicos porque no respondemos a su visión identitaria de la arquitectura asturiana altomedieval. El Dr. Arias Páramo, desprecia los datos objetivos de la investigación, y elabora una “teoría alternativa”; el Dr. Borge Cordobilla afirma, siendo falso, que pensábamos trabajar en el monte Naranco. Una falsedad de la que desconocemos la intención, pero parece que no nos correspondería trabajar allí por nuestra falta de ADN astur y, finalmente, Fernández Conde toma el papel de bloguero adolescente y sin más argumentos, y afirmando que desconoce los datos, dice que no somos científicos.

Traza de Los Hitos @ Paz+Cal
Traza de Sta. Mª Naranco @ Paz+Cal

Preocupa la deriva de los comentarios de El País, pero más preocupante es la deriva identitaria de investigadores académicos en el rechazo de los datos objetivos y su reinterpretación en clave nacionalista. El ataque posterior a todo lo que no entre dentro de su espacio identitario es algo común, pero totalmente ajeno al pensamiento científico que debe regirse por los datos objetivos y no partidistas. Desde estas líneas queremos hacer un llamamiento a la comunidad científica para que se mantenga alerta ante este tipo de derivas, que no son nuevas, pero parecen reverdecer en estos tiempos. Por otro lado, creemos que no debemos asumir una actitud pasiva en las redes, sino contestar a la estupidez con argumentos e insistir en la necesidad de debates sano huyendo de las descalificaciones personales. No debemos renunciar a la divulgación y tenemos que ocupar ese espacio, ya que la gente necesita informarse, conocer nuestros trabajos y formarse opiniones veraces que no inciten al odio, sino a generar espacios de debate y convivencia comunes.

El “rascacielos” del siglo VI

El pabellón fundacional de Los Hitos, es un edificio de dos alturas, abovedado, con acceso al segundo piso por una escalera interior en su parte trasera, que mide 12 metros de altura. El edificio se diseñó en pies, 33 cms., utilizando esquemas compositivos de la época del doble cuadrado. Estaba decorado con frisos y veneras de mármoles locales y las ventanas con vidrieras de lapis specularis –yeso cristalizado-. No se trata de un unicumen el contexto bizantino oriental y occidental, pero si es la primera manifestación de un edifico de este tipo en la Península. Después conoceremos otros, como el del dux Teodomiro en Pla de Nadal -Ribarroja del Túria- o, coetáneos, como los de Recópolis -Guadalajara-, con una tipología diferente. Este espacio, sufrió diferentes adaptaciones y usos. La primera su reconversión a panteón funerario, algo que tampoco es extraño en este período. Acabando su uso a finales del siglo XI d.C.

MIGUEL ÁNGEL DÍAZ MORENO. Cota 667

JOSÉ RAMÓN GONZÁLEZ DE LA CAL. Escuela de Arquitectura de Toledo

ANTONIO MALALANA URENA. Universidad San Pablo. CEU

JORGE MORÍN DE PABLOS. Dpto. Arqueología de AUDEMA

ISABEL M. SÁNCHEZ RAMOS. Institute of Archaology. University College of London.

Miembros del Equipo de investigación de Los Hitos

(Visited 1.192 times, 1 visits today)

4 Comments

  • David

    Excelentes siempre vuestras reflexiones y análisis sobre los datos, así como el trabajo que estáis realizando en Arisgotas. El resto se descalifican ellos solos. David García Castro

  • Reblogueo esto, porque estoy siguiendo la historia de Arisgotas (que desconocía, mea culpa) y estoy asombrada por lo que se está encontrando y por el trabajazo llevado a cabo por el equipo. Los troleos (+identitarismo) es un cáncer cultural en nuestra sociedad y en las redes “sociales”.

  • Pablo Sánchez

    Lamentable como de una noticia sobre complejo trabajo arqueológico del siglo VI se acaba en absurdas discusiones de españolada rancia. Enhorabuena por vuestro trabajo, y por la difusión del mismo que hacéis, estuve en la presentación que hizo Jorge en las Jornadas visigodas de Arisgotas el año pasado y me pareció interesantísimo

  • Enlazo también este artículo en el portal Terrae Antiquae, en el que se publicó lo de EP. Gracias al equipo por su actitud crítica y su esfuerzo. Espero que la “ranciedad” española -consistente sobre todo en querer demostrar que se sabe más que el profesor, y ello con lugares comunes, gracietas desgraciadas y polémicas pseudopolíticas- se vaya diluyendo, gracias a la paciencia y el trabajo de personas como vosotros.

Deja un comentario