De Caligari a Hitler V: Grandes directores del periodo: Friedrich W. Murnau. [Germán Esteban Espinosa]

1_Portada_1
Friedrich Wilhelm Murnau

SESIÓN CONTINUA

Una vez habiendo visto las grandes corrientes estéticas del cine mudo alemán, el expresionismo y el kammerspiel film, vamos a abordar un repaso a las películas más destacadas y sus directores, enumerando algunas de sus características y enmarcándolas en la época en que se desarrollaron. Para ello, vamos a comenzar con la obra de Murnau, para seguir en las próximas entregas con la de Fritz Lang y otros como Von Sternberg, Walter Ruttman y Pabst

Murnau Nosferatu 1
Fotograma de la película “Nosferatu”, 1922, F. W. Murnau.

De Murnau, nacido en 1888, destaca en primer lugar Nosferatu, Una sinfonía del horror (1922), que puede considerarse la primera película de terror como tal. Cuando alguien dice que Nosferatu es una de sus películas expresionistas favoritas, pueden suceder dos cosas: la primera es que no sepa lo que significa el adjetivo “expresionista”; la segunda, que quiera ir de culto pero en verdad no haya visto el largometraje. Nosferatu no tiene nada expresionista, ni siquiera el decorado. Es probablemente una de las películas más sobrias y baratas que se hicieron en la época. Salvo algún efecto óptico logrado mediante sobreimpresiones y baños cromáticos, la película no tiene nada.

Murnau Nosferatu 2
Fotograma de “Nosferatu”

Son sobre todo espacios abiertos y luz natural. Es admirable que consiga recrear cierto terror sin recurrir prácticamente a nada; pero esta sobriedad hace precisamente que la cinta sea uno de los mayores aburrimientos de todo el periodo, pese a ser una producción de las más cortas de todo nuestro listado (exceptuando a Tartufo), pues apenas supera la hora y media de duración. Según declaraciones del propio Murnau, era este tipo de obras realizadas con luz natural, rodada en exteriores y sin mucho artificio, el tipo de trabajo que Murnau consideraba bueno, y no el espectacular Fausto, del que vamos a hablar ahora.

Murnau fausto buena
Fotograma de la pelicula “Fausto”, 1926, de F. W: Murnau

Fausto (1926) es posiblemente la superproducción más espectacular de todo el cine mudo alemán, con perdón de la reconstrucción de vestuarios de Los Nibelungos de Fritz Lang. Fausto es la oposición total a Nosferatu; la mayoría de situaciones están rodadas en estudio, con efectos especiales, decorados, imágenes impresionantes, efectos ópticos, etc. Es una auténtica delicia sobre todo en sus primeros minutos, con un Mefisto gigantesco abrazando la ciudad. Es cierto que conforme avanza la trama, esta adaptación de la primera parte de la ilegible obra de Goethe, va volviéndose más narrativa y aburrida; pero aún así, merece mucho la pena para entender la impresión que pudo causar el cine alemán en el extranjero en esa época. Para el papel de demonio, Murnau echa mano del gran peso pesado de la época, Émil “Espalda” Jannings, protagonista de El último, también de Murnau, de la que ya hablamos la anterior ocasión. Además, llama mucho la atención la banda sonora que han elegido en las ediciones más recientes de DVD: música electrónica de percusión en lugar del tradicional sonido de pianola.

Murnau Fausto2
Fotograma de “Fausto”.

Aunque tenga otras películas reseñables como Tartufo o el hipócrita o Tabú, vamos a cerrar su repaso con Amanecer (1927), considerada por muchos su obra maestra y por otros, entre los que nos incluimos, como una película algo aburrida que no ha resistido tan bien como otras producciones el paso del tiempo. En Amanecer se cuenta un triángulo amoroso complicado, y se hace mediante muchos exteriores. Pertenece al periodo en que, antes de su muerte en accidente de coche, Murnau ejercía de embajador en Hollywood. De hecho, su protagonista, George O’Brian, era una de las estrellas protagonistas de las primeras películas de John Ford. Amanecer tiene el mérito de haber sido de las primeras películas en llevarse un Oscar. Por estas razones Murnau está considerado como el director más influyente en el cine americano de principios de los años 30. De nuevo, el guión corrió a cargo de Carl Mayer, guionista de El Gabinete del Doctor Caligari.

Murnau Tartufo
Fotograma de la pelicula “Tartufo”, 1925, F. W. Murnau.

A continuación, incluimos enlaces a las películas reseñadas:

2_Enlace_Nosferatu
“Nosferatu”
3_Enlace_Fausto
“Fausto”
4_Enlace_Tartufo
“Tartufo”
5_Enlace_Amanecer
“Amanecer”

Germán Esteban Espinosa, periodista

Germán es el editor de crítica de cine de la Web  Hombre en Camino: Homo Viator

(Visited 160 times, 1 visits today)

Deja un comentario