Retrato de Pablo Sanguino [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 18 D23 Retratos – Archivo VASIL


PABLO, EL ARTISTA QUERIDO

Un joven Pablo Sanguino junto a una de sus obras realizada en 1970

A lo largo de su vida, algunas personas tienen el don de hacerse querer. Pablo es uno de esos personajes “en peligro de extinción” del que nadie, nunca, habla mal.

A pesar de haber nacido, criado y vivido en una capital de provincias, el perfil de Pablo Sanguino ha convivido con diversas generaciones de la vida social y cultural toledana siendo capaz, también, de conectar con sus alumnos.

Su vida ha sido el arte. Bien como profesor, como ceramista o como anticuario (no solo experto, sino también honrado).

Ya desde muy joven jugaba con arena, agua y fuego. Muy pocos niños tienen la oportunidad de crecer entre cacharros de cerámica y arabescos esmaltados al calor del horno familiar. En su casa se creaban grandes obras del arte cerámico toledano.

Pablo quiso innovar. Estudió, investigó, jugó con la química de los metales y los esmaltes heredados de la sabiduría de nuestros antepasados árabes y judíos. Miles de horas invertidas en probar; pero la cerámica es un arte frágil. Si la reacción no es exacta, la pieza termina por romper y pierde todo su valor.

Él nunca se ha roto en la vida. Ha seguido una trayectoria uniforme, estable y tranquila. Sin grandes alardes ni grandes sobresaltos.

Pablo es históricamente tranquilo. Amante de la conversación inteligente y poco dado a elogios, propios o ajenos.

Un plato, un azulejo, un lienzo, un sencillo dibujo a lápiz en un Din-A4, siempre lleva su sello personal. Es algo que muy pocos logran en el mundo del arte. Ver una obra de Pablo Sanguino es identificar un singular modo de representar la forma y el color.

Pablo, el amigo de todos los que queremos ser sus amigos, atesora la humildad que hace brillante a una persona. Conjuga la sabiduría de los grandes maestros y sabe, como nadie, tratar a los que le rodean. 

Pablo ha vivido -y vive- entre nosotros para ser siempre “el artista querido”.

Quique J. Silva – Archivo Vasil

Nota del autor: En esta nueva colección de retratos contenidos en el Archivo Vasil, queremos promover la participación de los lectores con sus aportaciones en forma de comentarios, datos personales, alabanzas, reproches, anécdotas…. Todo aquello que nos ayude a conocer mejor al personaje retratado en cada entrega.

(Visited 510 times, 1 visits today)

Deja un comentario