Un Parque de 50 años….. y funcionando. [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 30 D19 Archivo VASIL


El Policía Local, señor Trujillo, en una de sus clases teóricas en el aula del Parque.

Era un 29 de octubre de 1969. Don Julio San Román, Presidente de la Caja de Ahorro Provincial de Toledo, acompañado del resto del Consejo de Administración y de las autoridades provinciales y locales, inauguraba las nuevas instalaciones del Instituto Provincial de Psicología Aplicada, la Agencia Urbana Número 2, el Hogar del Jubilado y el Parque Infantil de Tráfico; todo ello en el nuevo barrio promovido y financiado por la Caja, entre la avenida de la Reconquista y el paseo de la Vega.

Fue un día de ajetreo corporativo porque la comitiva de autoridades se trasladaba de un lugar al otro del barrio, abriendo y bendiciendo unos nuevos locales, con destinos financieros y, sobre todo, sociales.

De todo aquel despliegue dotacional, lo único que queda “en pie” es el Instituto de Psicología -cedido a la Cruz Roja- y el Parque Infantil de Tráfico; ahora renombrado como Parque de Educación Vial, gestionado directamente por la Policía Local.

Desde la creación del Parque, la Policía Local se prestó a hacerse cargo de la didáctica y el manejo de los coches (primero a pedales y luego a motor). Por aquellas pistas de “los bloques” han pasado miles y miles de niños y niñas de Toledo y de la provincia. Dependiendo de la época, el señor Trujillo, o don Julio, o más tarde el entrañable Bricio, han compaginado sus tareas policiales con las docentes.

Primeros coches y bicicletas utilizados en el Parque

A primera hora de la mañana, los alumnos llegan al Parque y en el aula reciben las primeras nociones sobre señales, normas y educación para la correcta convivencia de peatones y vehículos en las ciudades.

¡No nos engañemos!, casi ningún niño está pensando en ese momento en las direcciones prohibidas o en el color de la luz del semáforo; todos esperan el momento de salir a la pista, subirse a uno de los coches y sentirse Emerson Fittipaldi, Niki Lauda o Fernando Alonso, según la época.

Equipo toledano participante en uno de los campeonatos nacionales de Parques Infantiles de Tráfico

Durante muchos años, existió incluso un Campeonato Nacional de Parques Infantiles de Tráfico, promovido por las diferentes obras sociales de las Cajas de Ahorros; entre los toledanos participantes, podemos encontrar algún Campeón de España.

Los coches de pedales dieron paso a los de motor; los concursos ya no se celebraban y la Obra Social de las Cajas desapareció con la crisis del 2010 y el hundimiento de sus entidades matrices.

De las pocas cosas que “se salvaron de la quema” una de ellas es la Educación Vial.

Hoy, la actividad del Parque continua. Hasta ahora, la debacle de CCM y de su Obra Social no se ha llevado por delante este Parque que ha llegado, no sin dificultades, a cumplir 50 años. El inmueble sigue siendo propiedad de la Fundación Caja Castilla-La Mancha pero la gestión y los costes del Parque son sufragados por el presupuesto del Ayuntamiento de Toledo.

Cuando en 1969 una joven Caja ya se sentía muy orgullosa de distribuir los beneficios entre sus vecinos, nadie podía pensar que el futuro sería tan demoledor.

Nadie imaginó que este modelo, que funcionaba perfectamente, moriría de éxito abrigado por el castizo refrán de “la avaricia rompe el saco”.

Algún día la historia lo explicará, hoy solo nos queda el recuerdo de hace 50 años.

(Archivo VASIL: ver más entradas)

Quique J. Silva

(Visited 1.401 times, 1 visits today)

0 Comment

Deja un comentario