Paquirri, más que el marido muerto de “La Pantoja” [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 26 D16 Archivo VASIL

paquirri toledo 1979

El 26 de septiembre de 1984, Paquirri encontraba la muerte como consecuencia de una grave cornada que le propinó el toro “Avispado”, en la plaza de Pozoblanco. Con 36 años el Maestro pasaba a formar parte de los mitos de la tauromaquia.

Antes, su intensa carrera le había traído en varias ocasiones a la plaza de toros de Toledo, que este año celebra su 150 aniversario. En 1979 Francisco Rivera posa orgulloso y expectante, antes de realizar el paseillo.

Con independencia de las controversias que siempre ha suscitado el mundo del toro (defensores y detractores) lo cierto es que, para los que aceptan la lucha de igual a igual, Paquirri representa uno de los máximos exponentes de este arte. Una larga cambiada para recibir al toro; lances bajos para templarlo; quites por chicuelinas para medir los puyazos; banderillas en todas su variables conocidas; mano derecha, mano izquierda y a matar. La mayoría de sus faenas eran, cuanto menos, dignas, profesionales; ya se sabe que esto es cosa de dos y el otro -el toro- en este caso tiene mucho que decir.

Años después encontramos esta evocadora imagen, capote en mano, como dicen los taurinos “con gesto contrariado” probablemente ante el comportamiento del toro en el caballo o por la desigualdad del trote mientras el astado recorre los tendidos de la plaza buscando una salida.

La mayoría de las veces, el tiempo no es justo con los hechos. Ha sido necesario conmemorar el 150 aniversario de la Plaza de Toros de Toledo para recordar la importancia que este “coso” ha tenido para la vida de Toledo y parte de su provincia.

Es necesario reivindicar permanentemente la figura de Paquirri como Matador y Maestro para evitar que las nuevas generaciones solo le conozcan como “el marido muerto de La Pantoja”.

Paquirri

(Archivo VASIL: ver más entradas)

Quique J. Silva

(Visited 369 times, 1 visits today)

Deja un comentario