La ciudad inmóvil [Jorge Morín]

1CA-0426-VI Vista panorámica de Toledo desde el sureste
1

 La Arqueología como excusa

Toledo se ha convertido desde hace muchos años en un cliché arquitectónico, que tiene mucho de “falso” y de tópico –p.e. “la ciudad de las tres culturas”. A lo largo de los siglos XX y XXI se ha ido desarrollando una ciudad muy alejada de la histórica y con el agravante de tener numerosas carencias urbanísticas que dificultan la vida a sus ciudadanos y la propia comprensión de la urbe histórica. Un Toledo totalmente enmascarado e incomprensible, un falso escenario como las carceres de Piranesi, tan diferente de las imágenes tomadas por Casiano Alguacil en los años finales del siglo XIX.

2CA-0411-VI Vista panorámica de Toledo desde el oeste
2
3CA-0417-VI Vista panorámica de Toledo desde el noroeste
3
4CA-0418-VI Vista panorámica de Toledo desde el noroeste
4

 

Entre algunos de mis “colegas” se va imponiendo el viejo modelo ruskiniano de perpetuar este cliché vacío por los siglos de los siglos, recurriendo al tópico de la transmisión de lo heredado a nuestros descendientes futuros de una manera inmutable. Con el agravante de concebir la ciudad de Toledo como un simple escenario urbano, en el que sus habitantes no deben ser considerados, sino que todo gira en torno a las hordas de turistas, el nuevo maná. En este sentido, en esta paupérrima visión reduccionista de Toledo, la urbe clásica ha quedado limitada exclusivamente al “casco”, no se contemplan los suburbios, las vegas –Alta y Baja- y el área periurbana, con espacios tan significativos como los Cigarrales. Estos paisajes culturales son el fruto de múltiples cambios y variaciones desde el nacimiento del oppidum en época protohistórica hasta el presente, de cientos de capas que han ido construyendo este paisaje cultural ignorado por todos, incluidos mis “colegas” de Toledo, tan preocupados por los falsos escenarios del “casco”. Es obvio que la construcción de la ciudad de Toledo en el siglo XXI debe ser conservacionista, pero de lo verdadero, y sostenible, pero no desde el inmovilismo, sino desde el dinamismo, desde el cambio continuo y las trasformaciones urbanas.

Yo no quiero legar a mis hijos una urbe como la actual, con un casco histórico vacío; un río Tajo sin caudal y contaminado, al que la ciudad le da la espalda; con una Vega Baja convertida en un aparcamiento y con un espacio cigarralero ocupado por los nuevos potentados y sus remedos de cigarrales. Creo en la posibilidad de cambiar la ciudad, de regenerar, de volver a la luz la verdadera Toledo. No sólo desde planteamientos físicos, sino también en la revitalización del tejido ciudadano, que debe implicarse en la construcción del Toledo del siglo XXI, una ciudad histórica, pero habitable y sostenible, a la que acudan viajeros y no turistas.  

 

Jorge Morín de Pablos. Doctor arqueólogo

 

Fotografías

  1. Casiano Alguacil. Vista panorámica de Toledo desde el sureste, s. XIX (Archivo Municipal de Toledo. CA-0426-V)
  2. Casiano Alguacil. Vista panorámica de Toledo desde el oeste, s. XIX (Archivo Municipal de Toledo. CA-0411-VI)
  3. Casiano Alguacil. Vista panorámica de Toledo desde el noroeste, s. XIX (Archivo Municipal de Toledo. CA-0417-VI)
  4. Casiano Alguacil. Vista panorámica de Toledo desde el noroeste, s. XIX (Archivo Municipal de Toledo. CA-0418-VI)

 

 

 

(Visited 1.835 times, 1 visits today)

0 Comment

  • maria

    La concepción moderna de una ciudad histórica no es tarea fácil, sin embargo resulta imprescindible conseguir que sea ésta una ciudad viva. El potencial cultural y por qué no, también turístico, de Toledo precisa del dinamismo de las gentes que la habitan. Una ciudad-museo puede perpetuarse en el tiempo de una manera monótona y constante a través del turismo-prueba de ello la fantástica Venecia-, pero perderá la riqueza del saber conjugar vitalidad, evolución y memoria. El saber hacer de sus gentes debería quedar reflejado en cada calle y barrio de la ciudad, dando muestras de ser una población en continuo cambio que quiere crecer al mismo ritmo que la fama de su ciudad.

Deja un comentario