Entre coches y guiñoles llegan los Reyes Magos [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 1 D18 Archivo VASIL


Y como manda la tradición estas fiestas se cierran con la llegada de los Reyes Magos. Así lo cumplían religiosamente en las instalaciones de CIMASA. La empresa concesionaria de la emergente marca Seat, regentada por don Celso del Castillo, se ocupaba de que todos los hijos de sus empleados recibieran, cada 6 de enero, la visita de Sus Majestades cargados de regalos; en la propia exposición junto a los nuevos vehículos que se promocionaban en cada momento.

Aquella mañana, la mecánica y la electricidad del automóvil dejaban paso a la ilusión de los mas pequeños de la familia. Lejos aún de soñar con uno de aquellos nuevos modelos evolucionados del Seat 600, niños y niñas se ilusionaban con “Los Juegos Reunidos Geyper”, las muñecas “Famosa” y, los más afortunados, se atrevían a soñar con un “Scalextric”.

Guiñoles, globos, fiesta….. y la presentación del nuevo Seat 131.

En otro momento, el nuevo Seat es mostrado sobre una de las plataformas bajo el slogan “Había que hacer un coche así y había que hacerlo ya. Seat 133”

Hoy, esos niños, ya padres, seguro que añoran aquella sana costumbre de ir “al trabajo de papa” para recibir y ver a los Reyes Magos. Son pocas ya las empresas que mantienen esta tradición. Todas o prácticamente todas, han ido optando por incorporar el coste unitario en la paga mensual a modo de “mejoras sociales”. Bajo ese epígrafe, se han ido absorbiendo la Cesta de Navidad y el regalo de Reyes.

Lo que nunca se podrá absorber es la ilusión de los niños.

(Archivo VASIL: ver más entradas)

Quique J. Silva

(Visited 308 times, 1 visits today)

0 Comment

Deja un comentario