“LIRIFORMAS” de Juan Antonio Villacañas [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 20 D18 Archivo VASIL


Juan Antonio Villacañas, poeta toledano.

Coincidiendo con el aperturismo social y económico, que se inició en España en la segunda mitad de los años setenta, el mundo de la cultura constituyó uno de los principales abanderados de la mano de todos aquellos creadores literarios que habían permanecido, durante más de cuarenta años, en el anonimato oficialista.

Los versos hasta entonces malditos y clandestinos de Alberti o León Felipe, entre otros muchos, empiezan a reeditarse, ya con el Deposito Legal que da fe de una nueva etapa literaria.

Mientras tanto, en nuestra pequeña capital de provincias, en un Toledo aún por despertar definitivamente al mundo democrático, un poeta, un vecino y funcionario municipal para más señas, trata de romper con los modos más atrevidos de la poesía “moderna” y lanza al mundo sus “Liriformas”.

 

Continuar leyendo

BACH, 333 años de armonía. [José María Martínez Arias]

Aria de las variaciones Goldberg. Anna M. Bach (1725)

SESIÓN CONTINUA


Cuando le preguntaron al biólogo Lewis Thomas (1913-1993) cual debía ser el mensaje que la humanidad lanzara al espacio, su respuesta fue:

“Yo enviaría la obra completa de Bach…pero eso sería presumir”.

Como el propio Beethoven lo definía: el verdadero padre de la armonía, Johan Sebastian Bach nacía el 21 de Marzo de 1685 en la ciudad de Eisenach. Por tanto hace ya 333 años que el mundo dio un talento capaz de transgredir el contexto musical de la Europa de finales del siglo XVII, aunando una personal visión de la armonía y redefiniendo la escala musical con su célebre Clave Bien temperado. Mediante estas  piezas, Bach resolvió el problema de afinación de los instrumentos de cuerda pulsada, ya que la escala diatónica empleada hasta el momento, generaba un desfase conocido como coma pitagórica. Quizás no haya existido mayor innovación en el campo de la música desde los tiempos de Pitágoras, quien ya empleaba el sonido como elemento sanador mediante el empleo de la escala musical. Bach (o Arroyo en castellano), resolvió con su escala temperada el problema de afinación por medio de este redondeo de hercios para que la coma pitagórica no fuera notable y logrando unas frecuencias equidistantes entre sí.

Otra de las innovaciones de Bach o  “el viejo peluca” como se le conocía popularmente, fue el empleo de la variación en sus Variaciones Goldberg, donde un tema inicial se va modificando en el transcurso de la pieza, en este sentido el concepto de la variación supone el verdadero origen de la improvisación moderna. 

Esquema de la coma pitaórica

Bach pertenecía a una célebre familia de ascendencia húngara dedicada por entero a la música: Organistas, maestros de capilla, directores o violinistas de corte. El joven compositor comenzó su formación a través de su padre y su tío en su ciudad natal, pero con su temprana orfandad, se trasladó a Ohrdruf, al amparo de su hermano quien ya ejercía como organista. Antes de cumplir los diez años, comenzaría  desarrollar su vocación musical, pues de manera precoz copiaba cada noche a escondidas el libro de partituras de su hermano a la luz de la luna. A los 15 años concluyó su formación académica e ingresaría en St. Michael’s School  en Luneburg, allí comenzó su trayectoria profesional. Posteriormente accedió al puesto de organista en la iglesia de San Blas en Mühlhausen, ya con una alta consideración social como maestro. En 1707, contrajo matrimonio con su prima María Bárbara Bach y por entonces ya contaba con un reconocido prestigio como Kapellmeister, pero sus ambiciones por ascender lo hicieron trasladarse de ciudad en ciudad.

Bach, nuevamente dejó Weimar para asentarse en la corte del príncipe Leopold Anhalt-Köthen donde ocuparía el puesto de maestro de capilla. Sería entonces cuando saldrán a la luz numerosas piezas instrumentales como las Sonatas y Partitas, las seis Sonatas para violín y clave, las seis Suites para violoncelo, las Sonatas para viola da gamba y clave así como los seis Conciertos de Brandemburgo. Continuar leyendo

Juan Benet: Toledo y una batalla [José Rivero Serrano]

Benet, “Toledo”, 14 de febrero de 1973.

Meses pasados sustancié y publiqué, en el volumen colectivo Arte en Castilla-La Mancha II. Del Renacimiento a la actualidad, sendas miradas descriptivas de la ciudad de Toledo, encabalgadas en la rúbrica de Tramas, Temas, Nombres y particularizadas en el registro interno del capítulo, Muros de Toledo. Donde recogía las visiones elocuentes de Stewart Dick en su texto de 1907, El corazón de España. Impresiones de un artista en Toledo, con el producido veinticinco años más tarde, en 1932, por el conocido historiador de la arquitectura Siegfried Giedion Blick nach Spanien. Donde Giedion se entretiene en su relato toledano con la descripción de Los muros de Toledo. Continuar leyendo

Fede: genio y figura hasta en su escultura [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 19 D18 Archivo VASIL


1972 Salida neutralizada de la Vuelta Ciclista a Toledo. Bahamontes desde el coche controla toda la carrera y a su equipo “La Casera”.

Querido Fede. ¡Enhorabuena!

No por ganar el Tour; ni por el resto de triunfos como ciclista internacional. No, enhorabuena por tu tesón y por tu trabajo personal. Continuar leyendo

Mundo, demonio y carne viva [Paco Rojas]

“Alienígena”. Paco Rojas.

UN MODO DE INDUCCIÓN

Mi edad oscila entre los setenta y los ochenta años, tengo el aspecto de un ser humano vulgar (bastante corriente, podría decirse) y quiero revelar dos secretos celosamente guardados. Mi cuerpo no es pícnico ni esquelético, tampoco es atlético, mi condición de anormalidad se me reveló en una visita que hice a un museo cuando tenía doce años; allí me reconocí en una escultura blanca, hecha en mármol, de un desnudo acostado que mostraba su bisexualidad bajo el título de “Hermafrodita”; ese es mi primer secreto. Cuando me miro en el espejo, veo mi cara normal coronada por una cabeza gris (el tono que resulta de la mezcla visual de mis canas con el negro original de mi pelo) y, si miro detenidamente a mis ojos observo que, cuando están en “posición de taladro”, nadie podría imaginarse que detrás está vibrando la evolucionada mente de un extraterrestre; ese es mi segundo secreto. Soy un alienígena que se ha instalado en la mente humana de un hermafrodita. Afirmo que no he necesitado viajar años luz para llegar desde un rincón del Universo. Para recrearme a mí mismo me ha bastado mi férrea voluntad, mi determinación, mis profundos conocimientos del género humano y la minuciosa evolución de mi mente. Utilizando todo ello, pretendo conseguir que se obre una especie de milagro en los terrícolas; entre otras cosas y simplemente, aconsejo experimentar algo sencillo y a la vez portentoso: “Donde quiera que pongas el ojo, a poco que te esfuerces, verás latir una maravilla”. Continuar leyendo

La belleza lírica de un puente de hierro [Jesús Fuentes Lázaro]

¿Se puede escribir literatura sobre la construcción de un puente? ¿Se puede hacer periodismo de calidad con el mismo asunto? Parece que sí, aunque nosotros no lo supiéramos. Hace cincuenta y cuatro años un periodista norteamericano escribió “El Puente”. Una muestra de la buena literatura y del fenómeno conocido como “Nuevo Periodismo”. En el año 2018, la editorial Alfaguara ha traducido el libro y lo ha puesto en el mercado. Desde su publicación en Estados Unidos hasta ahora, que aparece en castellano, han transcurrido muchos años. Todo sucede antes en los Estados Unidos: en lo social, en la economía, en la filosofía, en la literatura. Nosotros, simplemente,  copiamos o reproducimos tiempo después lo que ellos ya experimentaron. El libro no ha perdido actualidad y se lee como una novela de aventuras. Lo escribió “Gay Talese” y fue uno de los miembros más representativo del llamado, por Tom Wolfe, “Nuevo Periodismo”. Integrarían además, ese grupo, Joan Didión. Michael Herr, Jimmy Breslin o el mismísimo Tom Wolfe. Poco más tarde se sumarían los escritores Truman Capote y Norman Mailer. Componían la “banda de los que escribían torcido”. Continuar leyendo

1 de Mayo, de la lucha obrera a la romería campera [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 18 D18 Archivo VASIL


1º de Mayo de 1979, frente al paseo de la Vega, los obreros se manifiestan conmemorando el Día Internacional del Trabajador

A lo largo de nuestra historia, el 1 de Mayo ha sido una de las fiestas en las que la sociedad hemos tenido que dividir nuestros intereses gustos e intenciones. Continuar leyendo

La Posada de la Hermandad de Toledo. De cárcel de golfines a centro cultural (I) [José García Cano]

En 2018 (en el mes de julio) se cumplen 20 años de la apertura al público de las cárceles de la Posada de la Hermandad, que después de una importante intervención que fue realizada por la siempre eficaz Escuela Taller de Toledo, abrió al público una parte muy interesante  del edificio de uso civil más antiguo de Toledo, cuya historia va pareja a la de la institución conocida como Hermandad Vieja de Toledo. Continuar leyendo

Odiseo y el Puy du Fou [Descalz@s]

“Oye ahora lo que voy a decir y un dios en persona lo recordará más tarde. Llegarás primero a las sirenas, que encantan a cuantos hombres van a su encuentro. Aquel que imprudentemente se acerca a ellas y oye su voz, ya no vuelve a ver a sus esposas y sus hijos pequeñuelos rodeándole, llenos de júbilo, cuando torna a su hogar, sino que le hechizan las sirenas con el sonoro canto sentadas en la pradera y teniendo a su alrededor enorme montón de huesos de hombres putrefactos cuya piel se va consumiendo” (Rapsodia XII – La Odisea-) Continuar leyendo

Encontrado el abanderado. Misión cumplida. [Quique J. Silva]

 Sucedió en Toledo. 17 D18 Archivo VASIL


Pablo Corrales Aragón, con tres años y medio, desfila orgulloso por el césped del Salto del Caballo.
pablo_corrales
Pablo Corrales Aragón, en la actualidad, posa para las cámaras de encastillalamanca.es que publicó la identidad de nuestro abanderado desconocido

Nuevamente tenemos que dar las gracias a nuestros lectores y seguidores porque el reto se ha logrado. Ayer mismo, el digital  encastillalamancha.es  publicaba un entrañable artículo anunciando la localización del niño abanderado del C.D. Toledo, como consecuencia del llamamiento que realizamos desde este mismo blog el pasado día 13 de abril  se busca abanderado Continuar leyendo

Sánchez Arcas y Lacasa en Toledo en 1931, hurgando entre los orígenes del moderno hispánico [Teodoro Sánchez-Migallón]

Sánchez Arcas viaja en 1928 por Estados Unidos y Canadá para estudiar edificios hospitalarios. En 1929 ganará el Concurso para el Hospital Español de la Beneficencia, en Méjico D. F. En 1930 gana, con Lacasa, el primer premio del Concurso del Hospital Provincial de Logroño. En 1931 vuelve a ganar el del Hospital Provincial de Toledo, en colaboración con Lacasa y Solana, con pabellones de tres plantas, interpretando el aparejo toledano. Continuar leyendo

El retrato de Luca Pacioli, alegoría a la Divina Proporción [José María Martínez Arias]

En 1495 Jacopo de Barbari pudo firmar este doble retrato que resume la obra maestra de nuestro protagonista. El cuadro actualmente expuesto en el Museo Capodimonte de Nápoles muestra a dos personajes en un entorno misterioso repleto de objetos que hacen constante alusión a la geometría y las matemáticas. El personaje principal, ataviado de severo monje franciscano es Fray Luca Pacioli, el sabio geómetra que parece conocer a la perfección el significado de cada uno de los objetos de la escena, así como su relación entre ellos. El joven que aparece en posición de sumisión junto al maestro es su mecenas, el Duque Guidobaldo da Montefeltro, cuyo noble porte mantiene la mirada fija hacia el espectador, mientras que el maestro permanece absorto sobre la pieza cristalina suspendida en el aire, un rombicuboctaedro, sólido arquimediano de posible factura veneciana que está lleno hasta su mitad de agua. Realmente desconozco si existe un motivo del porqué del fluido dentro de la figura, quizás el frater estuviera dando constancia de equivalencias de volúmenes entre diferentes piezas geométricas. Más complejo resultaría identificar el iluminado paisaje que se refracta en las paredes de cristal de la pieza, ¿quizás el palacio ducal de Urbino?. El misterioso reflejo antropomorfo central,  nos habla de una dimensión más compleja a la propia escena visible en la composición. Continuar leyendo