A propósito de la “exclusión financiera” [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 20 D19 Archivo VASIL


Oficina de BANESTO en una de las ferias agrícolas de la provincia de Toledo

Un autobús. Un sencillo autobús cruzaba las carreteras españolas para dar servicio bancario en aquellas localidades o eventos que lo requerían. Eran los tiempos de las cartillas donde los abonos y reintegros se anotaban a mano.

Testigos directos contaban cómo algunos clientes llegaban literalmente “con el dinero en cubos”. Una transacción de última hora o la reciente venta de la cosecha ponía en manos de los agricultores y ganaderos grandes cantidades de dinero que, con el tiempo, se convertirían en “unos ahorrillos”.

No había terminales financieros, ni TPV, tampoco tarjetas ni cajeros automáticos…… pero el servicio se prestaba, porque el dinero interesaba.

No solo en los grandes eventos y ferias; estas auto-oficinas se presentaban en la plaza del pueblo un día determinado. Todo el mundo sabía cuando “llegaba el banco”. Unos sacaban el dinero de debajo del ladrillo para ponerlo a buen recaudo. Otros, aprovechaban la visita del “asesor” para plantear un adelanto con el que pagar la semilla para la siguiente temporada.

La España en desarrollo empezaba a conocer “el culto al dinero” y los bancos lo sabían. Todos salían de ruta. Al principio, cualquier cliente era importante; pero en aquellas instalaciones “Pegaso” se empezaba a hacer la selección. En el pueblo ya se fijaban quiénes subían al autobús y cuanto tardaban. Quiénes a “dar” y quiénes “a pedir”.

La magnificencia del empleado de turno (bancario, no banquero) trazaba las primeras líneas argumentales para tramitar o no el crédito para el tractor que el paisano terminaría pagando en inagotables Letras de Cambio.

En los Consejos de Administración el objetivo era claro: “Hay que ir donde está el dinero” y con eso bastaba. Era razón y argumento suficiente para recorrer caminos, sierras y puertos donde instalar la oficina. 

Así se desarrolló la Banca; así nacieron y crecieron Las Cajas.

Banco de Bilbao antes de su integración con el Vizcaya y Argentaria (BBVA)

Continuar leyendo

La juventud en tiempos de la República de Weimar [Jesús Fuentes Lázaro]

DoDo. Dörte Clara Wolff. En el palco,1929. (fracción)

En el año 1919 Europa, a pesar del final de la Guerra que acabaría con todas las guerras, se asemejaba a un volcán próximo a la erupción. Motines, huelgas de trabajadores de las grandes industrias, zonas carentes de alimentos, hiperinflación, falta de viviendas, desastres físicos y morales de la Gran Guerra recién terminada, anhelos inespecíficos de revolución. Rusia se convertía en un magnético polo de atracción para  Europa.

Los adolescentes del año 1919 se acercaban al umbral de un mundo incierto. Finalizada la guerra con una masacre inimaginable hasta ese momento, todas las gentes parecían querer nacer de nuevo. César Antonio Molina escribe:

Tras aquella furia enloquecida en la que miles de jóvenes habían sido masacrados y sacrificados sin piedad, los centros neurálgicos de aquella contienda, sobre todo París y Berlín, paradójicamente solo pensaban en olvidar, en celebrar, en disfrutar amarga e irresponsablemente, en encadenar frenéticas fiestas y noches, una tras otra” (Tan poderoso como el amor).

Añoraban recuperar un tiempo anterior a la guerra donde, soñaban, habitaba una presunta inocencia perdida. Los supervivientes, aunque parecieran jóvenes, acumulaban experiencias que les aproximaba a la ancianidad. Eran jóvenes-viejos.

George Grosz. Tauwetter, 1928.

La familia, padres y madres, se veían como complejos extraños ante  quienes habían sufrido la experiencia bélica. Les sentían distantes, imponentes, avasalladores, culpables de las privaciones propias, pasadas  y presentes, y de las muertes ajenas. ¿Sabían algo de la juventud? ¿Por que habían liberado a  los demonios del apocalipsis? Continuar leyendo

Radiodiagnóstico sobre ruedas [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 19 D19 Archivo VASIL


1969 Roulotte de Previsión Social en nuestra Provincia. Un equipo móvil de radiografía reconoció a más de 2.000 trabajadores

A pie de obra, a pie de fábrica, a pie de cooperativa. Así era la campaña de radiodiagnóstico que circulaba por la provincia de Toledo en los años sesenta. Continuar leyendo

Los patrones de la desigualdad urbana [Tomás Marín Rubio]

ILustración contra la segregación en el transporte. @Joan Wong. The Atlantic.

Cuando hablamos de desigualdad en el ámbito urbano tendemos inconscientemente a pensar en barrios desfavorecidos, donde viven los pobres, y barrios elegantes donde viven los ricos, pero un reciente artículo de Esther Paniagua en el suplemento Retina de El País nos ha dado a conocer un curioso estudio del MIT Media Lab liderado por el español Esteban Moro, profesor asociado de la Universidad Carlos III de Madrid, que ofrece una perspectiva espacial mucho más compleja. Continuar leyendo

100 años de Bauhaus [José Rivero Serrano]

Fotograma de la película Lotte am Bauhaus. 2019

Con la película Lotte am Bauhaus (2019) Gregor Schnitzler realiza un homenaje al centenario de ‘la escuela que cambió el arte (y el mundo)’ según fijaba Alex Vicente en El País del pasado 1 de abril. Y es que ese 1 de abril de 1919 en la naciente República de Weimar, tenía lugar, en la misma ciudad que había proclamado la República y el final de la era Guillermina, de mano de Walter Gropius el nacimiento de la experiencia que acabaría siendo capital para el entendimiento de las vanguardias de entreguerras y el papel desempeñado por la Arquitectura en la moderna sociedad. Continuar leyendo

La Estación: 161 años de hierro y vida [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 18 D19 Archivo VASIL


Estación de ferrocarril de Toledo antes de la remodelación para la llegada del AVE.

Se cumplen 100 años desde que en 1919 el impulso de la corona española de Alfonso XIII facilitase la construcción de una nueva estación, acorde a la monumentalidad de Toledo. Continuar leyendo

Toledo. Ciudad de cultura: Una perspectiva de futuro. [Antonio Illán Illán, Óscar González Palencia]

Toledo es un magnífico álbum de cultura, de arte, de patrimonio y de naturaleza, donde cada siglo ha colocado su página, ya sea una arquitectura, una pintura, el perfil que define a la ciudad, la trama urbana o la naturaleza que la forma y la conforma. Y es un enclave, un organismo vivo, porque, en sus dos mil años de historia y otros miles de prehistoria, siempre han tenido protagonismo las personas. La cultura es su esencia y su circunstancia. Y su futuro de prosperidad debe sumar asentándose en su pasado. Toledo ya no se puede crear “ex nihilo”. Y no hay que estancarse solo en una rocosa postura para su defensa y salvaguarda, sino que es preciso, sin olvidar lo anterior, realizar propuestas de progreso armónico. Continuar leyendo

¡Reinas! Del Olivo moracho [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 17 D19 Archivo VASIL


Una de las celebraciones populares por excelencia en nuestra provincia es la tradicional Fiesta del Olivo, en Mora. Aunque puntualmente se celebra el último domingo del mes de abril, este año, por motivos obvios, se ha trasladado al domingo inmediatamente siguiente, 5 de mayo. Continuar leyendo

Triunfo en Palomarejos: El Toledo a 3ª [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 16 D19 Archivo VASIL


Partido contra el Cuatro Caminos. 3-1. Los jugadores salen literalmente a hombros.

Todos aquellos aficionados que siguen la evolución del C.D. Toledo desde que tienen conocimiento, pueden recordar las contadas ocasiones en las que el equipo toledano ha dado realmente grandes satisfacciones deportivas. Con mejor o peor juego, a “los chicos de verde” se les ha seguido siempre por el cariño que entraña el equipo local. Continuar leyendo

La República de Weimar: una ilusión engañosa [Jesús Fuentes Lázaro]

Ilustración de Jason Lutes, de la trilogía Berlín: Ciudad de piedras, de humo y de luz.

La República de Weimar fue el resultado de distintas colisiones extraordinarias. Entre lo antiguo y lo nuevo; entre los jóvenes y los viejos; entre el absolutismo de una monarquía en crisis y una  democracia titubeante; entre la revolución inspirada por la Unión Soviética y la transición hacia un nuevo Estado plural. También fue el resultado de la derrota humillante de una Alemania que se creía poderosa, heredera mítica de los Nibelungos. Leyendas de tiempos oscuros y voluntad de dominio alimentaban un ego joven, nacionalista y racial. Y, por último fue el resultado de un Tratado de Paz, el Versalles, que colocaba a Alemania en condiciones económicas y sociales insoportables. Los vencedores de la primera Gran Guerra, con una miopía absurda, solo querían cobrar, sin importarles la quiebra material y moral de los derrotados. Continuar leyendo

Eupalinos y la Flor [Diego Peris Sánchez]

Paul Valery escribió un texto titulado Eupalinos o el arquitecto que, a través de un diálogo entre Eupalinos y Sócrates, va acercándose a la realidad de la arquitectura. Sigo su camino en el estudio de la flor, su materia, su estructura, su calidad construida. Continuar leyendo

Saboreando la Semana Santa [Antonio Illán Illán]

Ilustración Mercedes Juan

A mesa puesta

Hablar de la Semana Santa es hacerlo de la “última cena”. Yo no sé qué comerían. Me supongo que lo tradicional de la Pascua judía. Por cierto en esa cena de Jesucristo y los apóstoles no había trece cubiertos en la mesa, sino catorce. ¿Quién era el invitado que no se acercó a comulgar con el pan y el vino divinos? ¡El profeta Elías! Esto eras la costumbre judía. Otra curiosidad es que la Pascua judía no coincide con el Jueves Santo ni con el Domingo de Resurrección, sino con nuestro Domingo de Ramos. Lo de lavarse la manos y todo el asunto de la levadura quede ahí para los estudiosos. Seguro que comieron cordero y siete hierbas amargas, que simbolizan cada una un acontecimiento en la salida de Egipto y el Éxodo. ¿Que cuales son las hierbas? Investigad. Lo que sí parece que hubo es perejil, rábano muy picante y una mezcla dulce de manzanas y nueces picadas con miel, canela y un poquito de vino rosado por el color. Y vino, que no falte el vino. Tomaron cuatro copas. En la tercera es cuando Jesús dijo: “Esta copa es el nuevo pacto de mi sangre; haced esto todas las veces, en memoria mía.” Y la cuarta copa de vino es la de la Adoración. Y antes de la cuarta copa y ya después de la cena, es cuando realizó lo de partir el pan ácimo y repartirlo. Eso es lo que tanta veces hemos oído en la representación que es la misa. Jesús tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria mía. Continuar leyendo