Retrato de José Sánchez-Beato [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 19 D23 Retratos – Archivo VASIL


PEPE BEATO EL INSIGNE PROFESOR

José Sánchez-Beato durante una clase magistral.

Con 82 años, el mismo día de la Inmaculada de 2010, José Sánchez-Beato Pastrana abandonó la vida pero no este mundo. Don José, dejó para miles de alumnos y alumnas toda la sabiduría del que dedica la vida a la enseñanza por vocación.

Con el Latín y la Literatura como instrumentos del convencimiento, don José educaba a su alumnado en un humanismo propio de los grandes profesores de principios del XX. Su oratoria, didáctica y pedagogía eran el modelo a seguir para muchos compañeros que iniciaron sus pasos docentes en el instituto “El Greco”.

Enseñaba a amar la literatura; a LEER, con mayúsculas; pero sobre todo mostraba la forma de extraer la intención del autor, la savia de los arboles que dramaturgos, clásicos y contemporáneos, dejaban sobre los libros repletos de narrativa en prosa y en verso.

Pepe “enganchaba” -me recordaba hace poco un compañero suyo-. Tenía la autoridad de la palabra, no del castigo. Cada promoción era analizada por Pepe como si de una nueva “yeguada” se tratara; rápidos, lentos, dóciles, salvajes… no se le escapaba nada, o muy poco.

Siempre le gustó el teatro. Se inició en las artes escénicas incluso antes de acudir cada día a la tarima de las aulas. Esa inquietud y la de pintar siempre las llevó consigo.

Fue padre, madre, tutor y creador del grupo de teatro “Doménico”, que se nutría de sus propios alumnos del instituto y de otros profesores que probaban suerte en el arte de las candilejas y bambalinas. 

José Sánchez-Beato fue nombrado en 2013 Hijo Predilecto de la ciudad. ¡Que pena!, tres años después de morir. Más vale tarde que nunca.

Aprovecho esta circunstancia para hacer un alegato en favor del reconocimiento en vida. Las instituciones deben conocer -y conocen- que los premios y distinciones vinculados con una trayectoria vital no tienen por qué esperar. Los méritos contraídos son suficientes (cuando los hay) a pesar, o incluso, de que el sujeto esté vivo.

Las tranquilidad, el sosiego y la relajación le llegaba dibujando y pintando. Sus plumillas de calles y plazas de Toledo cuelgan en muchas de las paredes de los familiares y amigos que reconocen su arte. No llegó nunca a destacar a nivel de galeristas; eso no le interesaba. Su sustento era la enseñanza, su afición el teatro y su espíritu lo alimentaba de papel, pluma y color.

Quique J. Silva – Archivo Vasil

Nota del autor: En esta nueva colección de retratos contenidos en el Archivo Vasil, queremos promover la participación de los lectores con sus aportaciones en forma de comentarios, datos personales, alabanzas, reproches, anécdotas…. Todo aquello que nos ayude a conocer mejor al personaje retratado en cada entrega.

 

(Visited 660 times, 1 visits today)

2 Comments

  • Juan José Díaz Galán

    Los que tuvimos la experiencia educativa en centros religiosos- en mi caso Maristas durante trece largos, pero que pasaron como un suspiro–no tuvimos la oportunidad de conocer a Sanchez Beato, solo por referencias indirectas como también a los profesores Cabezalí, Miranda …y tantos otros Su recuerdo,–hablo del escultor Alberto, el pintor Carrión, el grupo Tolmo,y Martínez Ballesteros ( Nico) importante dramaturgo con su compañia de teatro Pigmalión– a la que tuve el acierto de pertenecer y formarme críticamente durante cuatro años–, deberían estar presentes como realidades culturales propias y que nos son comunes, reivindicar su legado,mediante la observación de sus obras, la lectura, más aún en estos tiempos que se alejan cada vez más del conocimiento y tienden a la confusión, la desinformación cultural,,el individualismo consumista de los más jóvenes en la nueva era de la IA… ¿ Porqué no realizar un gran evento que nos recuerde que forman parte de nuestro patrimonio…? A mis setenta años creo que merece la pena intentarlo

Deja un comentario