Turismo vs Patrimonio [Benjamín Juan Santágueda]

sindrome venecia hombredepalo

SESIÓN CONTINUA

El turismo es un sector trascendental en la economía española. ¿Qué sería del país sin esta tabla salvadora en la actual situación? De sus aspectos positivos, evidentemente, nada que objetar. La importancia de las variadas alternativas que este uso ofrece a la conservación y mantenimiento del patrimonio regional es, de nuevo, palmaria. La presencia de la excepcional y, lo que es más importante, abundante reserva de edificios con valor patrimonial no está en consonancia con las posibilidades de utilización por el colectivo; es necesario pues la ayuda del turismo. En este escenario es el patrimonio residencial el que debería conservar sus atributos de uso, asunto sobre el que hay una opinión mayoritaria. Las ciudades deberían estar habitadas; pero en algunos casos ya no es así. 

Como casi todo lo bueno o lo beneficioso, ya sean los medicamentos o el marisco, tiene sus contraindicaciones y efectos secundarios. En aras a la salud urbana conviene conocer la enfermedad para identificar con antelación los síntomas y ajustar las dosis. Lejos quedan de esta problemática los lugares que, a pesar del apoyo público, no consiguen acercarse a un número de visitantes acorde al valor objetivo de su cartera patrimonial.

Aportamos aquí tres enlaces que exploran el binomio entre turismo y patrimonio. El primero es el documental “Una especie llamada turista” del El Escarabajo Verde, un programa de documentales de RTVE. En él, y tras una breve introducción de la problemática de Venecia, pasa a relatar los problemas derivados del turismo en Barcelona. El alquiler turístico, en determinadas proporciones, es una alternativa habitacional y económica, que permite al visitante conocer las ciudades desde otro punto de vista, al tiempo que alivia económicamente a los propietarios. ¿A partir de qué cifra puede pasar de ser un aspecto beneficioso para sus habitantes para convertirse solamente en un lucrativo negocio para unos pocos y un problema para el resto?

una especia llamada turisat

El segundo, sobre la misma problemática, es Bye Bye Barcelona de Eduardo Chibás. En él se explora el difícil equilibrio entre la ciudad tradicional y el parque temático que se pretende ofrecer a un determinado tipo de turismo. Evidentemente en este tránsito se producen alteraciones que afectan a sus habitantes.

maxresdefault

El tercer documental es “El Síndrome de Venecia” de Andreas Pichler, del que aportamos el enlace a su trailer. Esta ciudad, compendio de casi todo lo excesivo, ha hecho realidad que su gran fuente de ingresos sea su principal enemigo, expulsando a la población; ejemplo paradigmático que evidencia la paradoja sobre lo que te alimenta, con más calidad y cantidad que al resto, hace que enfermes más gravemente.

718164-the-venice-syndrome-photo_la_presse_2

Pulsa en cada una de las imágenes de cada uno de los documentales y te conducirá al enlace.

Benjamín Juan, arquitecto.

(Visited 423 times, 1 visits today)

Deja un comentario