Fúcares 45 años: Galerista, Alpinista, Marinero, Relojero, Equilibrista [José Rivero Serrano]

Cartel de la exposición: 5 de octubre a 31 de diciembre de 2019. Almagro.

Norberto Dotor, director de la Galería Fúcares bien merecería un relato biográfico e historiográfico. Incluso de un anecdotario del Arte y sus periferias complejas y plurales. Como este encabezado de Galerista, Alpinista, Marinero, Relojero, Equilibrista, que indudablemente bebe de John Le Carré y su Calderero, Sastre, Soldado, Espía. Aunque aquí no haya ni espías ni Guerra Fría, pero sí movimientos reales y movimientos ilusorios. Sí que hay ya un cúmulo de entrevistas desperdigadas en revistas diversas que han dando cuenta de su trayectoria personal y  expositiva. Que todo ello, supone en parte, un recuento veraz aunque sin perspectiva. Y digo sin perspectiva, porque buena parte de los entrevistadores recogen lo vertido por N.D. y nada más. Habría que buscar pues otras elaboraciones de terceros, que cuentan y cuenten lo que van viendo y lo que hemos visto los demás.

Almagro, va a ser tanto el lugar de nacimiento biológico de N.D., como del nacimiento de la Galería Fúcares en 1974. Un año atormentado, como relata Luís Francisco Pérez en otro texto más, el del 45 aniversario, que denomina Contra viento y marea. Como si Norberto fuera un marinero en tierra o un pescador de nubes de bajura, y la  Galería su chalupa de captura. Y no es mala comparativa la del Arte y la Pesca, para poder hablar al unísono de la Pesca del Arte y del Arte de la Pesca. Que son cosas, en parte insondable y en parte imprevisible. Ese año atormentado del nacimiento galerístico esta recorrido por los coletazos del franquismo (ahora que lo tenemos siempre en la boca), por la aventura portuguesa del 25 de abril y, sobre todo –aunque no lo supiéramos entonces– por una retrospectiva de Marcel Duchamp en el MOMA. Aunque yo retuviera ya el homenaje de 1971, al mismo Duchamp, en la Galería Juana de Aizpuru de Sevilla, cuyo cartel asemejaba un tablero de ajedrez, de igual forma que el de Fúcares del 45 aniversario, simula ser una página de un calendario, con un raro mes de 45 días.

Y aquí viene la primera extrañeza del nombre adoptado por Norberto. Si hoy tocara bautizar tal empresa, con toda seguridad se haría con su nombre y apellido: Galería Norberto Dotor. Como ha ocurrido en los últimos tiempos con Galerías con nombres y apellidos de sus titulares, Juana, Soledad, Luís o Fernando. ¿Por qué no Galería Norberto Dotor? En 1974, las tendencias eran otras y se titulaban las Galerías de Arte con otras advocaciones emblemáticas y metafóricas. Así ‘La Pasarela’, ‘Clan’, ‘Val i treinta’. O entre nosotros y en proximidad ‘Mancha’, ‘Arjana’, ‘Archeles’. Habría sido creíble también que la Galería de 1974 hubiera tenido por nombre advocaciones más terreras y castizas: ‘Calatrava’, ‘Almagra’, ‘Tierra llana’, ‘Gran Maestre’ o ‘Gran Prior’. Pero todo eso hoy podría confundir y pensarse en quesos, vinos, paradores, encajes o berenjenas. Continuar leyendo

Reloj de sol en el convento de la Asunción de Calatrava. Almagro. [Pedro Novella]

CIUDAD REAL Almagro   Monjas calatravas hasta 1815 – Dominicos a partir de 1903

Convento de la Asunción de Calatrava. Longitud: -3,7061  Latitud: 38,8910.

A pesar de ser declarado  Monumento Histórico en 1851,  el edificio ha sufrido desafortunadas intervenciones para utilizarlo como cuartel de caballería y como colegio, tras posterior acondicionamiento llevado a cabo por los dominicos,  a partir de 1903. Las obras también afectaron a un reloj de sol horizontal grabado en la balaustrada del claustro alto. Este reloj de sol estaba dividido en dos partes: horizontal de mañana (marcaba de seis a doce y ha desaparecido) y horizontal de tarde, conservado todavía, aunque desplazado de su posición original (numerado doce a seis). Continuar leyendo