La Guerra de las Galaxias [Antonio Burgos]

guerra galaxias A Burgos hombre de palo 00

Si dispusiéramos de una máquina del tiempo con la que poder viajar al pasado o al futuro, algo que cambiaría muy poco sería el aspecto del cielo. Tendríamos que viajar muchos años y ser buenos conocedores del cielo para poder observar cambios apreciables. Y es que el aspecto inmutable de los cielos ha sido asumido por todas las civilizaciones como algo natural, de forma que cuando aparecía un fenómeno que iba en contra de esa “calma chicha celeste”: un eclipse, un cometa, una supernova, etc, sólo podía presagiar una catástrofe.

Hoy sabemos que esta calma sólo es aparente y se debe a que habitamos una parte tranquila de la galaxia y a que a las escalas espaciales y temporales que maneja el universo en sus procesos (millones de años y millones de años-luz) no tiene nada que ver con la escala de una vida humana. Así, los procesos que duran tantísimo tiempo, los observamos como una foto fija, y con muchas fotos fijas de diferentes épocas, (recordemos que mirar a mayor distancia es mirar más hacia atrás en el tiempo) podemos seguir su evolución.

Fijémonos en estas fotos fijas:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 ¿Qué está ocurriendo aquí para que estas galaxias tengan estas formas tan distintas de las que solemos asociar a las galaxias, generalmente espirales o elípticas?

Parece claro que no vemos objetos individuales, sino pares de galaxias unidas como inmensos luchadores de sumo en una pelea que durará millones de años con fuertes consecuencias para su integridad física.

Aquí hay una auténtica guerra de las galaxias.

Podríamos pensar que estos espectaculares fenómenos son raros en el universo, pues chocar en la inmensidad del espacio es difícil, pero hay que tener en cuenta que las galaxias nacen en cúmulos y que, sobre todo en el centro de estos, la densidad de objetos es alta y la probabilidad de choque también lo es. Todo esto, claro está, en términos astronómicos. Decir densidad alta es considerar una galaxia cada cinco millones de años luz aproximadamente. Esto es unas 50 veces el tamaño de una galaxia que, con las velocidades relativas que llevan del orden de miles de kilómetros por segundo, dan una frecuencia de choque de una cada cientos de millones de años.

Al igual que la acción gravitatoria conjunta de la Luna y el Sol provocan las mareas sobre la Tierra, cuando dos galaxias se aproximan lo suficiente estas fuerzas de marea entran en acción y puede ocurrir esto:

guerra galaxias A Burgos hombre de palo 05

guerra galaxias A Burgos hombre de palo 06

El tirón que cada una ejerce sobre la otra deshilacha las capas exteriores y provoca la formación de esos hilos o puentes de varios miles de años luz de longitud que unen las galaxias.

Como dos caballeros JEDI que se acometen con sus espadas laser de colorines, las dos galaxias colisionarán. Con una diferencia, las galaxias no son objetos sólidos y por lo tanto acabarán atravesándose como un fantasma atraviesa una pared y se alejarán. Cada una seguirá su camino y puede que queden así de maltrechas después de tan colosal envite.

guerra galaxias A Burgos hombre de palo 07

O puede que permanezcan en un movimiento de vaivén hasta que se acaben abrazadas y fundidas una en la otra como en la galaxia Cola de ratón:

guerra galaxias A Burgos hombre de palo 08

O como en la galaxia de las Antenas:

guerra galaxias A Burgos hombre de palo 09

En el choque las estrellas individuales se ven poco afectadas, pues la distancia entre ellas es muy grande y que se encuentren dos es improbable. Son las grandes nubes de gas y polvo, de hasta varios miles de años luz, las que sí se ven dramáticamente afectadas. Estas entran en colisión frontal generando grandes ondas de choque que comprimen y calientan el gas, lo que provoca el espectacular nacimiento de multitud de nuevas estrellas como se ve en la foto de arriba.

Hoy en día podemos acelerar estos procesos gracias a las simulaciones por ordenador. 

video 1 guerra de las galaxias A burgos hombre de palo
Colliding Galaxies Create Active Galactic Nuclei NASA Multimedia

Realmente, más que unos luchadores de sumo parecen dos bailarinas del Bolshoi.

Con el tiempo el gas se irá condensando en estrellas y, al cabo de unas decenas de millones de años, las galaxias se habrán fundido en una sola de forma irregular o elíptica, con poco gas, muchas estrellas y el doble de masa.

La Vía Láctea y nuestra vecina Andrómeda se van acercando la una a la otra y están también destinadas a colisionar en unos cuantos miles de millones de años. Este es el espectáculo que se podría ver si todavía existe la Tierra y hay alguien para verlo.

guerra galaxias A Burgos hombre de palo 10

He aquí una película de lo que puede ocurrir:

video 2 guerra de las galaxias A burgos hombre de palo
Colisión. Andrómeda y la Vía Láctea. NASA Multimedia

¿Pero que ocurre si las galaxias son de tamaños muy distintos?

Pues sí, lo que pensamos todos, la grande engulle a la chica. Por eso hablaremos de

CANIBALISMO GALÁCTICO

Pero mejor lo dejamos para el siguiente capítulo

CONTINUARÁ…

Antonio Burgos

 

(Visited 340 times, 1 visits today)

Deja un comentario