Retrato de Martín Velasco [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 5 D22 Retratos – Archivo VASIL


MARTÍN VELASCO “EL DESCUBRIDOR”

Martín Velasco dedicó su vida a la enseñanza deportiva y a los fondistas de élite.

Más allá del futbol, el deporte toledano ha dado algunas figuras históricas, principalmente en el cross, fondo y medio fondo. Uno de sus artífices es Martín Velasco Martín, que desde su “mirador” como profesor y entrenador, supo captar la esencia en aquellos chavales “que prometían”.

Estamos hablando de la época del Deporte Escolar. Miles de chicos y chicas llegaban a la capital toledana para competir en las pruebas provinciales y allí estaban, como promotores y organizadores aquel grupo de profesores de gimnasia liderados por Bustillo, Cánovas, Inocente y un jovencísimo Martín Velasco.

Velasco -como se le conoce en el mundo del atletismo- se licenció en Educación Física. Siempre ha tenido un olfato especial para detectar la proyección de los alevines e infantiles recién llegados al circuito. En sus inicios, además de entrenar a equipos como el Medina de Balonmano femenino, descubrió a uno de sus primeros pupilos, José Luis González; un niño de Villaluenga que en su primer día, tras el pistoletazo de salida, salió corriendo muy por delante de centenares de corredores de su edad y no paró hasta llegar el primero a la meta, sin más preparación que su fuerza natural.

En su “yeguada”, también se inscribieron otros nombres del fondo y medio fondo internacional como Ricardo Ortega, Luis Sastre, Roberto Parra, Antonio Serrano, Antonio Layos, Juanfran Romera o el mismsímo Fernando Fernández Gaytan.

A lo largo de 40 años, les cuidaba, les mimaba, les enseñaba a competir mientras mantenía la vista puesta en nuevas generaciones que se fueran incorporando a la élite.

Los pupilos de Velasco pusieron el nombre de Toledo, La Solana, Quintanar y en definitiva Castilla-La Mancha en lo más alto del fondismo nacional e internacional. Él, desde la sombra, recorría el paraje de “Los Pinos de Olías”, primero, y la Escuela de Gimnasia, después, marcando ejercicios, series y régimen alimenticio, para un mejor rendimiento de los atletas.

Son muchos los corredores que han inscrito su nombre en el palmares internacional del atletismo; pero, hasta ahora, solo un entrenador toledano, Martín Velasco Martín, ha sido capaz de sumar tantos buenos resultados deportivos.

Quique J. Silva – Archivo Vasil


Nota del autor: En esta nueva colección de retratos contenidos en el Archivo Vasil, queremos promover la participación de los lectores con sus aportaciones en forma de comentarios, datos personales, alabanzas, reproches, anéctodas…. Todo aquello que nos ayude a conocer mejor al personaje retratado en cada entrega.

(Visited 713 times, 5 visits today)

0 Comment

  • Luis Antolin

    No somos un país (tal vez ninguno lo sea) que celebre a quienes se dedican a que los demás aprendamos y disfrutemos. Nos parecen parte del paisaje las personas que, como Martín Velasco, de forma gratuita, pasan horas en una pista deportiva a disposición del entrenamiento de sus pupilos para enseñarlos en dos palabras lo que a él le ha costado años aprender.
    Yo no fui un atleta suyo, pero su presencia en las pistas de atletismo las llenaba de sentido humano y hacía que mis entrenamientos monótonos de saltador, multisaltos, progresiones, series, repeticiones…, fueran menos solitarios. De vez en cuando me corregía una rodilla que no se levantaba lo suficiente o un pie que despegaba del suelo antes de acabar el impulso. Mis mentores y entrenadores fueron Luna, Bustillo, Acevedo, Hidalgo y Carlos Álvarez, pero Martín Velasco me sujetó a las pistas con su presencia y su eterno buen humor. A mí y a otros como yo, en cierto modo nos adoptaba y hacía que formáramos parte de una comunidad deportiva que daba sentido a tanto esfuerzo para mejorar nuestro rendimiento.
    Por eso y por todo lo que luego hizo por los demás a través de su docencia, muchas gracias. Ya se lo dije a él en cuanto tuve la ocasión.

Deja un comentario