Romeo: un pequeño gran hombre [Luis de Toledo]

En el otoño de 2010, durante uno de mis viajes a la India, me propuse visitar a Romeo y hacerle un pequeño reportaje. Romeo era un diminuto personaje que fue reconocido por el Libro Guinness de los Récords (2008) como el fisicoculturista más pequeño del mundo. Ya han pasado ocho años desde aquella reunión y en aquellos momentos ya intuía que iba a vivir momentos inolvidables. Y esa experiencia lo fue. Murió dos años más tarde; recibí un correo electrónico de su entrenador cuando preparaba otro viaje a ese país con la intención de volver a visitarlo. Romeo había muerto a causa de un pronosticado aneurisma. Sólo tenía 24 años de edad, de los cuales,  los 17 primeros, estuvo sin salir de su casa. Continuar leyendo