Trabaja pero seguro. [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 5 D17 Archivo VASIL

La silueta de la grúa y el operario se recortan sobre el cielo toledano en las inmediaciones de San Juan de los Reyes. Bonito vuelo, si no fuera por el riesgo que entraña.

¿Dónde estaba el casco y resto de medidas de seguridad? No es que no existieran, es que no se cumplían. Las recién estrenadas instituciones democráticas de 1981 estaban más preocupadas de su organización interna y de sus campañas; “OTAN de entrada NO”, como rezan los carteles. ¿Para qué entrar, para qué correr el riesgo de que un bala enemiga nos mate, si tenemos la oportunidad de “matarnos nosotros solitos” con estos alardes más propios del trapecio de Pinito del Oro?

Si ampliamos la foto y apreciamos los detalles de la plataforma y el piloto, la escena “no tiene perdón de Dios”, por mucha obra en templo católico que sea. 

También “gracias a Dios”, esta práctica ha desaparecido casi por completo y hoy en día los controles y medidas de seguridad harían imposible repetir esta imagen. La soltura que muestra el “transportista aéreo” denota costumbre, orgullo y hombría; los tres grandes enemigos de la seguridad.

Ya que estamos hablando de seguridad y de templos católicos, digamos que….. “no pasan mas cosas porque Dios no quiere”.

(Archivo VASIL: ver más entradas)

Quique J. Silva

 

(Visited 192 times, 1 visits today)

Deja un comentario