Toledo, La Espada Histórica y la Verdadera Destreza de las armas (II) [Pablo González Collado]

08. Esgrima Olímpica o deportiva. Imagen tomada de Wikipedia bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 2.5 Genérica. Autora: Marie-LanNguyen

QUÉ ES ESGRIMA ANTIGUA

La palabra “esgrima” en la actualidad nos devuelve la imagen de unos tiradores vestidos con uniforme blanco protegidos por una careta de malla metálica, peleando por unas medallas. Es lo que conocemos como esgrima olímpica o deportiva. Es esta última una esgrima de competición. Es un deporte en el cual se utilizan implementos deportivos para sus tres modalidades (espada, florete y sable) que no tienen paralelos históricos. Es decir, no tienen pesos, diseños, materiales, equilibrios, geometrías, etc. basados en espadas que alguna vez se hayan utilizado antaño. A partir de la esgrima clásica que se practicaba en las salas del siglo XIX (cuando todavía existían los duelos) se codificaron las acciones que podían ejecutarse con la espada en la mano, estableciendo una reglamentación que regulara qué se podía hacer y qué no, dentro de un entorno deportivo de competición.

La esgrima deportiva persigue tocar al contrario antes de que el rival haga lo propio con uno mismo. Se trata de llegar a un número de tocados antes que el otro. Éste planteamiento hace que la finalidad conservadora original de la esgrima histórica (salir con vida de un duelo con armas blancas) se diluya en acciones que arriesgan la propia integridad en favor del tocado por velocidad y no por calidad. Además, el concepto “tocado doble” (cuando dos rivales se impactan a la vez) carece de sentido en la esgrima histórica, por razones evidentes. Según con quién hablemos nos dirá que la esgrima deportiva u olímpica es una “evolución” de la histórica o una “deformación” de la misma. Lo que está fuera de toda duda es que es algo “distinto” de la esgrima antigua, aunque divertido, formativo, accesible y altamente recomendable para niños o adultos.

Otra forma de esgrima que podemos encontrarnos es la escénica o artística. Es ésta la que practican los actores, en obras de teatro o películas de cine. No persigue el tocado sino todo lo contrario. En una representación teatral no se lleva careta de esgrima por lo que las acciones tienen que estar tan ensayadas que el peligro de accidente se reduzca hasta casi desaparecer. No es esgrima real la que se realiza sino una coreografía perfectamente aprendida por los contendientes. Tiende a ser grandilocuente y espectacular, buscando impresionar y ser efectista y no efectiva.

09. Esgrima escénica o artística. Imagen tomada de www.flickr.com/photos/dlmanrg bajo la licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Generic Autor: Dlmanrg Fotografía

Por último y antes de pasar a la esgrima antigua tenemos la esgrima recreacionista. Ésta es la que practican los recreadores históricos en los diversos eventos culturales que tienen lugar a lo largo de nuestra geografía. Su esgrima está más cerca de la escénica que de la deportiva o de la antigua pues se trata de impresionar al público asistente, pero la diferencia con aquélla radica en que no suele coreografiarse, sino más bien improvisarse por lo que la seguridad de los participantes debe garantizarse con control y pericia propios de los esgrimistas o bien ralentizando las acciones ejecutadas.

10. Esgrima recreacionista Imagen cortesía de la asociación de recreación histórica El Clan del Cuervo.

La esgrima histórica o antigua tiene un enfoque marcial, cultural e histórico. No deportivo (aunque se realiza actividad física intensa) ni competitivo (aunque existen torneos no son el fin último de la actividad). Es un arte marcial que se basa en el control del arma, en la superación personal, el respeto al oponente y el conocimiento teórico del método, que en nuestro caso se denomina Verdadera Destreza de las Armas y fue creado en el siglo XVI por D. Jerónimo de Carranza y difundido y mejorado por D. Luis Pacheco de Narváez (maestro de armas del rey Felipe IV) y demás maestros posteriores. Este sistema persigue evitar que el esgrimidor sea tocado pues una herida de una espada afilada sería altamente mortal o al menos incapacitante. Se trata de defender para poder ofender y no se persigue tocar a toda costa pues cualquier tocado recibido puede ser el último. Somos seguidores del modelo teórico que conforma la Verdadera Destreza reflejada en la tratadística y del método práctico del maestro de la Asociación Española de Esgrima Antigua (AEEA), D. Alberto Bomprezzi.

11. Esgrima antigua o histórica. Asalto con espada de dos manos. Imagen cortesía de Rubén Calderón Pérez, instructor AEEA

En la Asociación Cultural de Esgrima Antigua de Toledo entrenamos con reproducciones modernas de armas históricas, copiando modelos de museos o replicando al menos sus pesos, dimensiones, geometrías, materiales, equilibrios, etc. Trabajamos con espadas de todo tipo, aunque en la Asociación Cultural de Esgrima Antigua de Toledo estamos centrados en las siguientes espadas: espada de una mano en combinación con el broquel (siglo XIV), espada de dos manos (siglo XV), espada ropera sola o con daga de mano izquierda (siglo XVII). También empleamos otro tipo de espadas como la espada de punta y corte (siglo XVI), el espadín (siglo XVIII) o el sable (siglo XIX), aunque de forma más minoritaria, por el momento.

Cobra gran protagonismo en la esgrima antigua el asalto o duelo entre compañeros en el que cada uno de ellos realiza, en base a sus conocimientos esgrimísticos, cualquier acción que considere oportuna, sin aviso, coreografía de ningún tipo o reglas de competición pre-establecidas. Se trata de reproducir un duelo lo más real posible (a sabiendas de la imposibilidad de alcanzar lo “real” en algo que dejó de suceder hace siglos) en un entorno controlado, con las medidas de seguridad correspondientes (protecciones y armas) de forma que el espíritu y el peligro del arma blanca que se evoca estén presentes en todo momento del lance.

Todas las esgrimas expuestas en estas líneas se justifican a sí mismas sin necesidad de explicar el porqué de su existencia. La práctica y experiencia personal de cada uno contribuye a su grandeza como disciplina. En la ACEAT y la AEEA, desde la humildad y el trabajo de muchas personas y sin perjuicio de las otras formas de esgrima comentadas, entendemos que es en la esgrima antigua que practicamos donde mejor podemos encontrar el camino que conduce directamente a la espada de nuestros antepasados y a sus ideales inherentes que, a veces, tanta falta nos hacen a los contemporáneos.

(Serie, que continuará con el capítulo dedicado a “Tratados y evolución de la esgrima”)

Pablo González Collado

Escudo panoplia_fondo blanco_dibujo de Pablo González Collado

Asociación Cultural de Esgrima Antigua de Toledo

Asociación Española de Esgrima Antigua

www.esgrimaantigua.com

www.facebook.com/esgrimaantiguatoledo

Contacto: toletvm@gmail.com

 

(Visited 213 times, 1 visits today)

Deja un comentario