Tiempo de torrijas [Varios]

capuchones tiempo de torrijas

Entrada coral para esta semana de vacaciones que iniciamos con el “pregón” a cargo de Quique J. Silva (1); varios dibujos sobre “capuchones, lluvia y morado” de Antonio Esteban Hernando (2); fotografías procesionales de Fernando Silva (3 y 5) bajo diferentes títulos: “Dos diagnósticos en una calle de Toledo” y “Velas, velos, vestígios…”; un texto sobre una fotografía de Martín Alcántara (5): “Costaleros sin Wifi”; la receta de las torrijas de El Cigarral de las Mercedes de Hind El Hamdi (6); y un dibujo con citas de Joaquín López López (7para finalizar con el Domingo de Resurrección. Gracias a todos.

capuchones   

Domingo de Resurreccióny 7Domingo_resurreccion

“y… qué? Será… continuamente crucificada y siempre resucita… de sus propias cenizas”.

Al avistar por esta parte* á Toledo, aún se conserva la idea de su antiguo esplendor…que dá cotento: lo malo es al acercarse, y reconocerla por menor…

Ponz, Antonio ” Viaje de España”, Carta primera, párrafo 17. Ed.: Joaquín Ibarra, 1772. Nota * Se refiere a la fachada norte

… Acaso la mitad de Toledo está arruinada, siendo montones de ladrillos, y tejas rotas, lo que en otro tiempo eran casas, y esto se nota mas ácia la parte de mediodia…

Ponz, Antonio ” Viaje de España”, Carta primera, párrafo 25. Ed.: Joaquín Ibarra, 1772.

Joaquín López López

capuchones

Las torrijas de Semana Santa de “El Cigarral de las Mercedes” 6

torrija El Cigarral de las Mercedes

Ingredientes para la masa: (4 pax)

250 gr. de harina ♦ 3 huevos ♦ 10 gr. de levadura prensada ♦ 190 gr. de mantequilla ♦ 25 gr. de azúcar ♦ 5 gr. de sal.

Hacemos una masa con la amasadora con todos los ingredientes excepto la mantequilla. Si no disponemos de amasadora, hacemos la masa sobre la mesa.

Trabajamos la masa durante 10 minutos hasta que se despegue de las paredes del recipiente y se pegue en las manos. Añadimos la mantequilla poco a poco hasta que, después de haber amasado durante 3 minutos la masa se pueda estirar suavemente.

Colocamos la masa en un bol amplio tapada con celofán y dejamos fermentar durante 1 hora en lugar templado. Después metemos la masa en la nevera durante 3-4 horas.

Pasado este tiempo sacamos la masa, la volvemos amasar  y estiramos con ayuda de un rodillo sobre una bandeja de horno, dejamos fermentar 2-3 horas más y horneamos a 180ºC durante 25 minutos.

Pasado este tiempo, sacamos del horno dejamos enfriar la masa y cortaremos lonchas a modo de torrijas. Las empapamos y continuamos.

torrija El Cigarral de las Mercedes 1

Ingredientes para el líquido de empapar: (4 pax)

1 l. de leche ♦ 12 huevos ♦ 175 gr. de azúcar.

Mezclamos en frío todos los ingredientes del líquido con el que se empapan las torrijas. Introducimos unos 10 minutos en el líquido. Pasado este tiempo las escurrimos y pasamos por azúcar, a continuación las freímos en una sartén antiadherente con una nuez de mantequilla. Tiene que coger un color dorado.

Las deberíamos comer calientes, se pueden acompañar de unas natillas, almíbar o leche de almendras. También de una pequeña bola de helado.

Hind El Hamdi, repostera.

El Cigarral de las Mercedes

capuchones

La mirada procesional de Fernando Silva5

1) “Dos diagnósticos en una calle de toledo”

diagnóstico2

Patologías de una ciudad que como otras muchas duerme…, sueña…, en canales donde las paredes parece querer juntarse, abrazarse, o simplemente cerrarse. 

diagnóstico1

y 2) “Velas, velos, vestígios…”

a la luz de las velas

La calle adormece, adolece de luz practicable. Ambiente macilento, inútil desviar el objetivo para advertir otros momentos nuevos.

Fernando Silva

capuchones

Costaleros sin wifi4

El descendimiento hombre de palo

Parece que existe un empeño,  práctico y no declarado, de llevar el esfuerzo al límite cuando de “sacrificar” se trata. Se piensa en los ambientes cofrades que, cuanto más esfuerzo, mayor será la recompensa.

En nuestra tierra, la salida y el traslado de los pasos por costaleros se mide por la habilidad para sortear obstáculos: arcadas, escaleras, pasadizos.Orgullosos, los penitentes atraviesan los lugares más difíciles de la ciudad, deliberadamente elegidos en algunos casos, para mayor gloria divina.

Uno de esos momentos “importantes” y “exclusivos” es la salida del Descendimiento de la Parroquia de Santa Justa y Rufina. Los costaleros, prácticamente rodilla en tierra y “tirando de riñones”, bajan el conjunto escultórico casi al suelo para poder sortear la arcada de granito.

Cuando consiguen la mínima altura necesaria, la maniobra no ha terminado; falta un último esfuerzo para cuadrar el paso en el centro de la calle, girando las andas sin empotrarlas contra la fachada de enfrente.

Un momento, un fotograma del siglo XXI que, envuelto en hábitos, incienso y entusiasmo popular, bien podría ser de siglos precedentes.

Algún visionario, probablemente predijo que a estas alturas drones y robots serían los encargados de ese trabajo aparentemente mecánico. Nada más lejos de la realidad, en plena era tecnológica, informáticos, ingenieros, blogueros y whasaperos se olvidan por un rato de sus equipos móviles para conectarse, sin  wifi ni bluetooth al puesto y la cruz que les corresponde.

Al menos esas noches, internet va mas rápido porque miles de personas siguen enganchadas a los hábitos, velas y faroles de cristal.

Martin Alcantara

capuchones

Dos fotografías3

tiempo de torrijas1 pq

tiempo de torrijas 2 pq

Fernando Silva

capuchones

 

capuchones

Capuchones, lluvia y morado 2

Semana Santa es tiempo de espiritualidad para algunos, nieve para otros, playa para los más arriesgados, y siempre expuesta a tópicos. Pero nos pongamos como nos pongamos tiene sus invariantes: capuchones, lluvia y morado.

Este año ha coincidido con la floración de los lirios. Con lirios recién cortados y aún mojados con la lluvia de la noche pasada estrujados sobre el papel adecuado se arranca el color morado a la naturaleza. ¡Qué iluso! Sólo nos deja el color vivo un instante, el que tarda en secar. Después nos queda una mancha parda en el papel. Y la fotografía.

Antonio Esteban Hernando

capuchones

el pregón tiempo de torrijas hombre de palo

El Pregón de la Semana Santa 2016 ⌊1

Queridos convecinos, autoridades civiles, militares y, por supuesto, religiosas. Me cabe el honor inmerecido de pregonar la Semana Santa desde esta plataforma que las nuevas tecnologías ponen a nuestra disposición.

Un Pregón bloguero tiene la ventaja de ser como las lentejas: “si quieres lo lees y si no lo dejas”. Nadie te aferra a una butaca de la que no te puedes mover por miedo a parecer maleducado, inculto o agnóstico. Aquí, te puedes levantar y marcharte cuando quieras.

Queridos convecinos (repito para los que siguen leyendo):

Como premio a vuestra confianza en este Pregón digital, seré breve de verdad:

Que paséis todos una buena semana. Si sois cofrades procesionad con fe. Si sois de viajar, que volváis.

Si habéis elegido quedaros en casa, tened paciencia. La semana de Gloria todos se empeñarán en contaros lo bien que han procesionado y lo mucho que han viajado. (No hay amigos perfectos. Tenemos que quererlos como son).

Yo, de momento, voy a limpiar el teclado que lo he manchado con la miel de las torrijas. Luego ya veremos.

Quique J. Silva

(Visited 184 times, 1 visits today)

Deja un comentario