Teresa “la Poli”, del bolso a la pistola [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 28 D20 Archivo VASIL


Teresa, primera mujer Policía Local en Toledo. “Foto, Enrique Sánchez, Colección YA-Toledo. AMT”

Fue en verano. Tuvo que ser precisamente en el año del cambio: 1982.

Teresa Morales Pantoja, “Teresa”, fue la primera mujer que se incorporó a la plantilla de la Policía Local de Toledo y hasta este año, que se jubila, ha venido desempeñando sus funciones abriendo el camino para otras muchas mujeres que se han ido incorporando a lo largo de estos últimos 38 años.

La historia de Teresa es la de muchas personas del género femenino que han tenido que hacerse a sí mismas en un mundo de hombres. Ser mujer y policía no era una tarea fácil ni en el cuartel ni en la calle.

Esta vez quiero ilustrar la historia con una imagen que representa la evolución de una profesión que pasó de “pura buena voluntad” a la necesidad de una preparación y equipamientos específicos.

Teresa empezó patrullando “con bolso”. En él guardaba la famosa “libreta” tan temida por los toledanos que, al principio, se sorprendían de que la autoridad fuera “ella”. Una jovencita de Guadamur dispuesta a darlo todo por su ciudad de adopción.

A principio de los ochenta, el nuevo uniforme y la incorporación del “arma reglamentaria” dieron un giro decisivo a la Policía Local.
También la Defensa Personal formaría ya parte de la preparación específica de los policías locales.

Profesionalmente Teresa ha ido evolucionando como lo ha hecho todo el cuerpo de Policía Local. Ni las necesidades, ni los medios; ni el tráfico, ni los aparcamientos; ni las demandas sociales y de orden publico han sido las mismas a lo largo de casi cuarenta años.

Teresa (y todas las Teresas) bien pudieran ser el símbolo de la lucha por la igualdad “real”. Al lado y a la misma altura de cualquier hombre. Viviendo y sintiendo como una persona y no como un género. Las Teresas han hecho posible que hoy veamos corregidos desequilibrios sexistas que solo una lucha continua ha sido capaz de borrar del mapa de nuestra sociedad.

Ahora parece fácil; pero han tenido que nacer y morir muchas Teresas para que la mujer asomara al mundo sin el permiso de un hombre que la tutelase.

Aún hoy, en pleno siglo XXI sigue habiendo mujeres que serán las primeras en algo.

A ti Tere y a todas las Teresas que se jubilan ¡enhorabuena! Podéis sentiros muy orgullosas de haber sido “pioneras” y de haber dejado marcado el camino para las siguientes generaciones.

Ya lo he dicho otras veces. Me encanta hablar bien de la gente (aunque esté viva).

Quique J. Silva

(Visited 1.291 times, 1 visits today)

4 Comments

  • Ana

    Gran persona e igual profesional…me acuerdo mucho de ese año por la parte que me toco..enhorabuena y disfruta de tu jubilación …te lo mereces….Un abrazo.

  • Sagrario

    Comparto cuanto se ha escrito. Una pionera y gran mujer, como suele decirse: de casta le viene al galgo. Sus padres: dos de las personas más trabajadoras y bondadosas que tuve la fortuna de conocer. Criaron a sus hijos (dos chicas y un chico) con la educación que da el ejemplo y les enseñaron a demostrar que el trabajo es la mejor de las herramientas para abrirse camino en la vida y desde luego que los tres dan muestra de haber aprendido bien sus enseñanzas. ¡¡Enhorabuena Teresa!!! Busca algún rinconcito del mundo que no conozcas, viaja, disfruta y luego nos lo enseñas. Un beso enorme.

Deja un comentario