Las CLAVES de Balbín [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 29 D19 Archivo VASIL


José Luis Balbín en una conferencia pronunciada en el paraninfo del palacio de Lorenzana

Del debate sosegado al bochornoso espectáculo de las tertulias 

Probablemente llevaba oculto mucho tiempo en el “cajón de los secretos” de alguno de los profesionales de la televisión que, desde su reprimido progresismo, trataban de romper cuanto antes con el “pensamiento único”.

Solo mes y medio después de la muerte de Francisco Franco la televisión pública ofrece una primera ventana al debate abierto; casi sin tapujos y dispuestos a poner en los hogares españoles los temas tabú y controvertidos de la historia reciente. En febrero de 1976 nace LA CLAVE, dirigida por José Luis Balbín.

Balbín aparece en la segunda cadena de TVE (El UHF era seguido por una minoría). Va uniformado con el “look” propio del momento: barba, pipa y chaqueta de pana -claro-.

El humo de Balbín se expandía por el plató de televisión hipnotizando a todos sus invitados. Buscaba que las posiciones más antagónicas pudieran debatir sobre su pasado más reciente que, en muchos casos, ellos mismos habían protagonizado.

La excusa estratégica era una película. El objetivo, poner los temas ardientes encima de la mesa, intentando superar los traumas de una España inmersa plenamente en la denominada “transición política”.

La Clave era una especie de isla mediática o luz al final del túnel, desde donde se aprendió a hablar, a divergir, a debatir y, principalmente, a respetar.

Continuar leyendo