Siempre merece la pena volver a Gálvez [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 4 D20 Archivo VASIL


Grupo escultórico “Monumento al Trabajo”, obra de Kalato

¡Aún huele a humo toda la ropa que llevaba el domingo!

Las hogueras populares constituyen el símbolo vecinal de un pueblo volcado con sus tradiciones. Gálvez se echa a la calle desafiando al frío de enero con cantos y bailes al son de panderos, laudes y bandurrias.

Este año 2020, mi buen amigo “Juanma” ha tenido a bien invitarnos para compartir con él su “sueño de una noche de verano”. Ni más ni menos que recrear una fotografía de 1951. En pleno San Antón, los galveños y galveñas del siglo XXI, con su alcalde al frente, se han vestido al modo tradicional con mantones y faldas de paño bordadas y han posado con sus monturas engalanadas -como antaño-  recreando una hermosa fotografía histórica.

Esta fue la excusa para pasar una buena mañana entre fotos, lumbres, limonada y cánticos.

Imagen de 1951 recreada en 2020
San Antón en Gálvez, imagen de 1951 recreada en 2020 (Fotografía Propiedad de la familia Barroso)
San Antón en Galvez 2020

Ya sabéis que este blog no es precisamente de “crónicas sociales”; pero me atrajo la idea de que alguien realizara un proyecto vecinal a partir de una fotografía.

En esa ronda “sanantonera” por el pueblo, al pasar por la plaza de España encontré nuevamente un conjunto escultórico realizado por el escultor Kalato.

A la derecha el escultor Kalato, a la izquierda el Gobernador Sr. Pérez de Lama y en el centro el alcalde de Gálvez

De vuelta a casa, cuando conseguí quitarme el olor a humo, busqué en el archivo y allí estaban las fotos. 

En 1976, con la asistencia de las principales autoridades provinciales y locales, se inauguraba un gran conjunto escultórico con el que Kalato quiso perpetuar su presencia artística en el pueblo que le vio nacer.

Un 4 de junio de 1933 nació en Gálvez Francisco García “Kalato”. Con 19 años inicia su formación artística en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Toledo. Allí se convertirá en uno de los alumnos aventajados del Maestro don Cecilio Béjar, bajo cuyas enseñanzas desarrollará una intensa carrera profesional.

En plena madurez creativa, Kalato diseña y realiza el “Monumento al Trabajo” constituido por tres figuras alegóricas a la Agricultura y Ganadería, Ciencia y Artesanía e Industria y Comercio. FUNDACIÓN KALATO

Curiosamente, estas tres figuras rodean una pirámide en llamas, que bien podría representar el fuego de San Antón.

Lo dicho, siempre es un placer volver a Gálvez, volver al fuego, volver al arte de Kalato.

(Archivo VASIL: ver más entradas)

Quique J. Silva

(Visited 1.176 times, 1 visits today)

Deja un comentario