San Juan de la Penitencia en una mezquita en Valencia [Antonio Miguel Gómez Gil]

Pese a que la techumbre de madera de la iglesia de San Juan de la Penitencia, ha desaparecido, otra idéntica cubre la capilla de lo que fue el Grupo Benéfico San Francisco Javier en Valencia. Este conjunto, diseñado por el arquitecto Antonio Gómez Davó (1890-1971), hoy demolido, tenía la escala de un pequeño núcleo de población. Todo el Grupo estaba construido en un estilo neobarroco colonial español, pero su capilla (1941) se resolvió como una mezquita africana. Cuando eligió una techumbre para esta pieza, el arquitecto se decidió por un modelo español pero que podía reproducir un ambiente magrebí.

El trazado de la techumbre de Campanar* coincide con el reseñado como de la iglesia del Convento de la Penitencia de San Juan, en la obra El arte de la lacería (1904) de Antonio Prieto Vives. La gran diferencia entre la cubierta lígnea de Toledo y la valenciana, es que la segunda está construida con yeso, extremo nada habitual en estas techumbres. (*barrio de Valencia)

La techumbre se podría describir como una armadura de tres paños o de par y nudillo, en este caso generada a partir de una “rueda de ocho”. Los tallistas que la construyeron debieron utilizar los cartabones que son necesarios para trazar una de esas cubiertas con madera. El arquitecto Enrique Nuere Matauco, en su obra La carpintería de armar española (2008), determina que los cartabones que se usan en las techumbres que parten de una rueda de ocho , son “cuadrado”, “ocho” y “blanquillo”. La rueda de ocho, comenzando por el faldón perpendicular al eje longitudinal de la techumbre, se utiliza para deducir todo el trazado de lacería de la cubierta, “desculatando” o “dando origen a” los trazados geométricos siguientes (ocho desculataría en una rueda de dieciséis). En cuanto a sus proporciones, la lacería esta compuesta a “calle y cuerda”, es decir, los azafates que forman la lacería están distantes el doble de su grosor. El trabajo más complejo se localiza en los faldones longitudinales y por supuesto en el almizate o parte superior, donde en el centro de las ruedas de dieciséis se colocan sendos racimos de mocárabes.

La techumbre construida por Antonio Gómez Davó (8,65 x 22,20 metros), debería cubrir un espacio idéntico o proporcional al cubierto por su antecesora toledana (8,65 x 15,80 metros). El ancho de ambas es coincidente  (8,65 metros), pero no sus desarrollos longitudinales, aunque posiblemente el faldón que genera las ruedas fuera idéntico. Hay que llamar la atención sobre la cuestión de que estas cubiertas, deducidas de un trazado geométrico exacto, condicionan las medidas del espacio que deben cubrir, cuestión importante que el arquitecto tuvo que tener en cuenta. La principal diferencia entre ambas es su acabado, así como la cubierta de San Juan de la Penitencia presentaba una estructura de madera, en su color natural, la lacería de la de Valencia está policromada como se hace en Marruecos.

 

Antonio Miguel Gómez Gil, arquitecto.

Otra techumbre de lacería, idéntica, en Valencia. (del artículo: Una mezquita en Valencia: la capilla del grupo Benéfico San Francisco Javier, A. Gómez Davó. en la revista VLC Arquitectura, vol. 5, nº 2)


Puedes consultar en el blog tres artículos de Joquín López sobre el convento de San Juan de la Penitencia: Tipología conventual 

(Visited 494 times, 1 visits today)

Deja un comentario