¿Recuperaremos la Biblioteca del Miradero? [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 40 D16 Archivo VASIL

1969 Cuatro siglos de historia en el Archivo Historico Provincial. Librería Biblioteca planta superior.

Leo estos días, con sorpresa, asombro y una gran dosis de esperanza, que los poderes públicos se están poniendo de acuerdo -y eso por si solo ya es destacable- para reabrir la Biblioteca Pública del Miradero.

Sí, aunque se trate del conglomerado de edificaciones anexas al Museo de Santa Cruz y al Convento de Santa Fe, para los toledanos que tuvimos la suerte de leer nuestros primeros libros en ella, esta es y será la Biblioteca del Miradero.

Al leer la noticia he corrido a buscar imágenes del Archivo Vasil que ilustren lo que en los años 60, 70 y 80 representó esta biblioteca para la ciudad. No solo como centro de lectura sino, también, como epicentro de la actividad cultural toledana.

biblioteca-1a-s289_0077

Grandes conferenciantes, músicos, políticos, literatos, ilustrados, avanzados……. casi todos tuvieron cabida en el pequeño salón de actos que, generalmente, se abarrotaba. La mismísima Princesa (luego Reina Sofia) era asidua de los conciertos de “la Casa de la Cultura”. En esta imagen de Vasil baja las escaleras del edificio acompañada de Federica de Grecia (a la izquierda) y de “Julita” (en el centro), la histórica directora y dinamizadora de la Biblioteca y Casa de la Cultura.

En aquellas grandes salas, por primera vez, los niños y niñas teníamos la posibilidad de visitar una gran biblioteca en la que encontrábamos las colecciones completas de la época. Sin lugar a dudas, para los no iniciados, la estrella eran los títulos de Editorial Bruguera. Sabiamente maquetados para la lectura rápida de sus viñetas y para la paciente prosa a toda página. El lector elegía. Generalmente, los mas pequeños las viñetas y los ya mas jovencitos y jovencitas la prosa de cuerpo 10.

A los “pequeños” nos estaba prohibido el acceso a la planta superior donde se distribuían en vistosas estanterías ejemplares de valiosos libros: históricos y contemporáneos. Los “cultos” de la época eran asiduos.

Allí, muchos descubrieron aquello de “voy a estudiar a la biblioteca“. Si tenemos en cuenta que en aquel momento los colegios estaban separados para “niños” y “niñas”, aquello de estudiar con tu chica al lado era una provocación a las distracciones.

Por todo eso, ahora, cuando parece que a los que deciden estas cosas se les ha movido la sensibilidad cultural y económica de reabrir este centro, hay muchos que nos alegramos; porque esperamos recuperar un espacio perdido del conocimiento.

……… aunque tal vez, solo sea otro sueño. Ya veremos.

biblioteca-4-s289_0096

 

biblioteca-3a-s289_0112

(Archivo VASIL: ver más entradas)

Quique J. Silva

 

 

(Visited 334 times, 1 visits today)

Deja un comentario