Mujer y salud [Antonio Casado Poyales]

Celebramos cada 7 de abril el Día Mundial de la Salud, una de las nueve jornadas anuales de carácter internacional que consagra la Organización Mundial de la Salud para realizar labores divulgativas para la concienciación sobre diferentes problemas sanitarios. Desde 1950 se celebra el Día Mundial de la Salud para recordar el lema “Salud para todos”, el principio que ha guiado a la OMS de que todas las personas, en cualquier lugar del mundo, deberían poder hacer efectivo su derecho al grado máximo de salud que se pueda lograr. El año 2018 se celebra con la intención específicade promover la cobertura sanitaria universal, pidiendo desde la ONU-OMS a los líderes mundiales que se comprometan a adoptar medidas concretas para promover la salud de todas las personas.

Paralelamente, cada 28 de mayo se celebra el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres. Una iniciativa que comenzó en 1987 a partir de la celebración del V Encuentro Internacional sobre Salud de la Mujer con la idea de facilitar a las mujeres el acceso a la protección de la salud sexual y reproductiva en el marco de la Declaración Universal de Derechos Humanos y otros tratados y convenciones internacionales, en el ámbito de las necesidades particulares de salud de las mujeres del mundo.

Lamentablemente aún queda mucho por realizar para lograr el cumplimiento, siquiera parcial, de objetivos en estos ámbitos. Por eso es conveniente cualquier tipo de realización de campañas de difusión para concienciar a la sociedad. Y un buen sitio para ello son las bibliotecas, como puntos de encuentro de la ciudadanía y lugares desde donde se puede promover la celebración de días, eventos y efemérides de carácter cívico.

La biblioteca del campus tecnológico “Fábrica de Armas” ha querido sumarse a la reivindicación a través de la celebración de dos actividades complementarias: Por un lado, el montaje de una selección bibliográfica de libros de su fondo propio sobre Mujer y Salud, con publicaciones de carácter académico editadas por el Instituto de la Mujer, por otros organismos oficiales o por editoriales privadas, pero todas relacionadas con esta temática. Actas de jornadas y encuentros, obras sobre salud física o mental, salud sexual o reproductiva, textos profesionales de medicina o enfermería y obras de divulgación para el público en general.

Por otro lado, la exposición de Arte Contemporáneo “Del Abstracto a la realidad”, organizada por Farmamundi en colaboración con la Universidad de Castilla-La Mancha. Una muestra itinerante que pretende dar a conocer el problema de la desigualdad de las mujeres en el acceso a la salud y a los medicamentos en muchos países del mundo, utilizando el lenguaje del Arte abstracto.

Un Arte abstracto que se concreta gracias a la colaboración de Keke Vilabelda, un joven artista valenciano que ha realizado numerosas exposiciones tanto colectivas como individuales en España y en otros países, y que decidió hace cuatro años implicarse en este proyecto junto con Farmamundi, que este año celebrará el 25 aniversario de su constitución como ONGD.

El lema es “Utilizar el Arte como medicina contra la indiferencia”. La exposición muestra varios cuadros de Vilabelda, que en apariencia son como cualquier otra obra de Arte abstracto. Pero junto a cada uno de ellos el espectador verá un marco digital; en dichos marcos los cuadros se conviertan en gráficos, a los ojos de los visitantes. Esto otorga un nuevo sentido a las obras, las cuales pasan a mostrarnos datos estadísticos que llaman a la reflexión: Muertes de mujeres jóvenes por SIDA, desprotección de las mujeres frente a la malaria, impacto en niñas de la vacunación triple vírica… Y lo que sorprende, y se convierte en el verdadero protagonista de la exposición, es el hecho de la enorme diferencia entre hombres y mujeres en algo, el Derecho a la Salud y el acceso a los medicamentos, que no debería tener ningún tipo de discriminación por razón de sexo.

Así pues, se utiliza el Arte Abstracto como un modo diferente de concienciar sobre un problema que no nos debe ser indiferente. Porque la discriminación de la mujer en el acceso a la Salud es una injusticia que no es un problema abstracto -como las pinturas de Vilabelda- sino una realidad, pura y dura, que lamentablemente afecta a millones de mujeres en todo el mundo. Más información en: Esencialesparalavida.org

En paralelo, la Universidad de Castilla-La Mancha acogerá a lo largo del mes de Abril varios talleres para analizar las causas y efectos de la desigualdad de género en el acceso a la salud desde varias perspectivas. La inscripción es gratuita y se realiza a través de la aplicación UCLM Cursos Web.

La estancia de la muestra de Farmamundi en la Biblioteca “Fábrica de Armas” ha sido posible gracias a la colaboración del Servicio de Bibliotecas del Campus de Toledoy la Escuela de Enfermería y Fisioterapia, y a la aportación económica del Ayuntamiento de Toledo a través de la Concejalía de Cooperación y Educación para el Desarrollo. El martes 17 de abril a las 10.30 h. se realizará la presentación pública, para todas las personas interesadas.

La exposición de Farmamundi se podrá visitar en el vestíbulo de la Biblioteca Fábrica de Armas hasta el 3 de mayo de 2018, y la muestra de libros será prorrogada hasta el 28 de mayo, Día de Acción por la Salud de las Mujeres; ambas en su horario de apertura habitual (de 8.30 a 21.00 h., de lunes a viernes).

Antonio Casado Poyales

(Visited 81 times, 1 visits today)

Deja un comentario