La Estación: 161 años de hierro y vida [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 18 D19 Archivo VASIL


Estación de ferrocarril de Toledo antes de la remodelación para la llegada del AVE.

Se cumplen 100 años desde que en 1919 el impulso de la corona española de Alfonso XIII facilitase la construcción de una nueva estación, acorde a la monumentalidad de Toledo.

Cuando el arquitecto Narciso Clavería realizó el proyecto del actual edificio, el tren ya llevaba estacionándose en Toledo desde 1858. En total 161 años de hierro y vida.

Mucho se habla y se escribe estos días sobre la efemérides centenaria de un monumento que, en el saber popular, sigue dando nombre al “Barrio de la Estación”; aunque formalmente las nuevas generaciones lo conozcan ya por Santa Bárbara.

Desde aquellos primeros viajes de 1858, hasta 2005 que se inaugura el AVE, por esta estación, por este barrio, han pasado y siguen pasando muchas personas y muchas cosas.

La prudencia urbanística de nuestros antecesores y la declaración final de Bien de Interés Cultural (BIC) han permitido mantener intacta la estética diseñada por Clavería, tal vez porque optó por “recrear” un estilo neomudéjar que incluso muchos visitantes (y locales) siguen confundiendo con el resto de monumentos realmente mudéjares que inundan Toledo. 

La vía férrea junto al río Tajo, el Castillo de San Servando y los terrenos de la Academia de Infantería, marcan los límites del “barrio”. Sus primeras casas bajas a lo largo del paseo de la Rosa fueron ampliándose hasta conformar un enclave actual de bloques construidos ya avanzados los años setenta.

1970 Reina y damas de honor de la Semana de Cultura Popular del Barrio de Santa Bárbara, junto a miembros del Comité Organizador. El primero por la izquierda, Nazario Prado, que años más tarde sería concejal del Ayuntamiento de Toledo.
1969 La subida de Santa Bárbara recientemente pavimentada.

Históricamente, el hierro lo han puesto las infraestructuras ferroviarias. A pesar de su condición de “vía muerta”, la estación de Toledo ha logrado evolucionar con los tiempos. Hoy, 161 años después de los primeros viajes y cumpliéndose 100 años de la construcción de su actual estación, los trenes españoles más avanzados llegan cada día a sus andenes, protegidos con hierros centenarios. 

Mientras tanto, la vida en el barrio también ha ido adaptándose a los tiempos sin perder su raíz. La mayoría de los “nativos” se siguen sintiendo orgullosos de ser de “Santa Bárbara”, del “Barrio de la Estación”….. Miles de alumnos han pasado por el Colegio Ángel del Alcázar, pequeños comerciantes que no sucumben a la ola hiperconsumidora, ancianos que aún recuerdan la transformación de sus casas unifamiliares en bloques de viviendas con agua, luz y calefacción central.

A pesar de un gran impulso social que se esperaba con la llegada del AVE, el barrio de la Estación centenaria sigue luchando por unas mejoras que también le corresponden como TTV’s (Toledanos de to la vida).

(Archivo VASIL: ver más entradas)

Quique J. Silva

(Visited 112 times, 1 visits today)

Deja un comentario