La colegiata de Torrijos [Julio Longobardo Carrillo]

Panorámica general @Justiniano de la Peña Carbonero

Es, sin duda, el monumento más emblemático de la villa de Torrijos.

“Egregio Edificio” (P. Gonzaga).

“Edificio Maravilloso” (Fray Alonso de Salvatierra).

“Iglesia sumptuosísima” (P. Gabriel Aranda).

La Colegiata, cuya primitiva denominación fue la de “Corpus Christi” fue fundada por doña Teresa Enríquez “la Loca del Sacramento”, “Señora de Torrijos”.

Construida entre 1509 y 1518 por los hermanos Egas, Enrique y Antón, con los que colabora el inmortal arquitecto torrijeño Alonso de Covarrubias y Leyva.

Estilo: Gótico flamígero con innovaciones del primer estilo renacentista, “el Plateresco”.

Portada occidental @Justiniano de la Peña Carbonero

LA PORTADA OCCIDENTAL

Es, por su belleza y originalidad, uno de los elementos identitarios que mejor definen el maravilloso templo.

Estilo: Plateresco. Autoría: Hermanos Egas y Alonso de Covarrubias. Temática: Exaltación Eucarística, a través de la Música: instrumentos musicales, ángeles músicos, serafines cantores, monumental órgano que la corona y, especialmente, partitura musical con la “Misa de Santa María”, atribuida a Santo Tomás de Aquino. Originalidad: La originalidad del conjunto radica, especialmente, en el “aspecto orientalista” que le confieren el conjunto de piezas califales -55 fragmentos de fustes, 7 capiteles y 2 basas- procedentes del palacio cordobés de Medina Zahara, del siglo X y aquí reutilizadas.

Fragmentos de dos inscripciones de esta Portada la describen fielmente:

               “OBRA DE DIOS/MEMORIA DE LAS MARAVILLAS…”

               “FIRMEMENTE EDIFICADA/BIEN FUNDADA/ SOBRE PIEDRA FIRME…”

(Obra restaurada, en el año 2002, por la Asociación “Amigos de la Colegiata de Torrijos”. Protegida, en 2007, mediante la instalación de un sistema ahuyentador de palomas)

Vista panorámica del interior @Justiniano de la Peña Carbonero

El edificio, interiormente, mide 55,35 m. de largo y 22,15 m. de ancho. Esta distribuido en tres naves, con ocho tramos cubiertos por bóvedas de crucería, sostenidas por pilares fasciculados góticos. El espacio está muy bien iluminado por ventanales apuntados del mismo estilo ojival.

Aparte del Coro y del Retablo Mayor que, junto a la Portada Occidental, forman “La trilogía de las maravillas de la Colegiata”, podemos admirar preciosas capillas, como la monumental de San Gil Abad, la churrigueresca de Nuestra Señora del Carmen, la gótica de Nuestra Señora del Amor Hermoso: altares como el de San Antonio de Padua, Nuestra del Pilar, Santa Teresa, Ánimas, San Juan Bautista, con su precioso retablo renacentista; Santa Rita de Casio, Nuestra Señora de los Dolores, sin olvidar los extraordinarios retablos barrocos laterales de la Capilla Mayor, dedicados a Santa Ana y a San José.

Mención aparte merece, por su interés, la Sacristía Mayor que alberga el magnífico “Museo Parroquial”.

Uno de “los tesoros” más preciosos de la Colegiata. Ubicado en la nave central. Lugar de rezo y canto de los capellanes y clerizones.

Autoría: atribuida a Juan Millán de Talavera. Temática: Pasión de Cristo y Triunfo de la Iglesia, distribuida en 71 secuencias correspondientes a los 71 estalos de que consta la obra. Estilo: gótico de transición al Renacimiento.

Órgano barroco: construido en 1703 por el organero Josef Martínez Colmenero. Está considerado, en su estilo, el más antiguo de Castilla-La Mancha.

Mausoleo de don Gutierre de Cárdenas y doña Teresa Enríquez “Señores de Torrijos”.

Estilo: Renacentista. Autoría: Juan de Lugano. 

(Obra restaurada por la Asociación “Amigos de la Colegiata de Torrijos)

Retablo Mayor @Justiniano de la Peña Carbonero

Es una de las obras señeras de la Colegiata y, en su género, el más rico y monumental de nuestra provincia, tras el de la Capilla Mayor de la Catedral de Toledo.

Estilo: Renacimiento Manierista. Autoría: Juan Correa de Vivar. Datación: hacia 1558. Temática: exaltación del Santísimo Sacramento, a través de la Pasión de Cristo.

La profusión decorativa del conjunto y el repertorio de grutescos, recuerdan obras del inmortal “imaginario” o arquitecto-escultor torrijeño, Alonso de Covarubias y Leyva.

Extraordinarias las doce tablas alusivas a la Pasión de Cristo pintadas por Juan Correa de Vivar; así como las representaciones escultóricas de Apóstoles, Santos y Santas que aparecen en el retablo.

Precioso es el Tabernáculo de la calle central, sobre el que se alza el extraordinario conjunto escultórico de la Santa Cena, y la coronación del ático con la figura de Dios Padre bendicente, en semirrelieve.

El Actual sagrario o “Arca del Monumento”. Es un escritorio florentino de madera de ébano, del siglo XVII, que perteneció a don Jorge de Cárdenas y Manrique de Lara, IV Duque de Maqueda, siendo donado a la Colegiata, a comienzos de la siguiente centuria, por don Joaquín-Guadalupe Ponce de León y Lancaster, IX Duque de Maqueda y VII Duque de Arcos.

EL MUSEO PARROQUIAL (Antigua Sacristía Mayor)

Organizado por la Asociación “Amigos de la Colegiata de Torrijos” quien, además ha recuperado y sufragado la restauración de muchas de las obras expuestas, es uno de los principales Museos de nuestra Región.

En su interior podemos admirar, entre otras,  pinturas de Pedro Orrente, Luis Tristán, Lucas Jordán, Francisco Bayeu… Ternos o Vestiduras Sacras, de Marcos de Covarrubias; orfebrería sacra de Iordanus, Alonso de la Cruz; preciosos cantorales “iluminados” en el desaparecido Monasterio Franciscano de Santa María de Jesús, “el Otro San Juan de los Reyes”, además de esculturas de extraordinario valor artístico como Nuestra Señora de los Ángeles, de Nicola di Fumo; relicarios como el del “Lignum Crucis”, el de doña Mª Guadalupe de Lancaster, de Santa Teresa de Jesús.

Julio Longobardo Carrillo

Fotografías @Justiniano de la Peña Carbonero

(Visited 289 times, 1 visits today)

Deja un comentario