Arquitectos del siglo XVI. [Diego Peris]

Diego de Alcántara. Planta del piso principal Alcázar de Toledo. Atribuido a Juan de Herrera.

Arquitectos del siglo XVI

Durante la Edad Media española, igual que ocurre en el resto de Europa, la arquitectura no existió como profesión. El desarrollo de los maestros de diferentes oficios y la fuerte organización gremial hacen que desaparezca el trabajo específico del arquitecto. Las grandes obras y la responsabilidad de diseñar el edificio recaen en el maestro de cantería que dirigía el equipo de obreros encargados de levantar la fábrica.

Pero cuando los trabajos tenían una larga duración y eran de especial importancia y exigían también saberes matemáticos algunos de los miembros de los gremios alcanzan una especial importancia. Juan de Candamo de las Tablas, maestro mayor de la catedral de Oviedo se representa en el sepulcro que labra para él y su mujer vestido de gala y con una regla y un compás en la mano, símbolos de su profesión. Juan Guas que trabajó en la Puerta de los Leones de la catedral de Toledo y asume la gran obra del convento de San Juan de los Reyes, en su sepulcro se denomina “maestro mayor de la Santa Iglesia de Toledo y maestro minor de las obras del Rey D. Fernando e de la Reina Doña Isabel”. Continuar leyendo

Tinto de verano 2017 [Antonio Esteban; Ignacio Álvarez; Mercedes Juan; José Ramón de la Cal; Lola Fernández; David Cervantes; Isaac Moreno; Benjamín Juan]


Evocación del calor de mar

Este año no voy a disfrutar del placer de la sombra del toldo en una playa de piedras. Pero el calor  seco castellano  que estoy padeciendo me hace evocar el calor húmedo de un día de finales de julio en la playa, sin sol, sin viento………. Continuar leyendo

¿Qué comían los visigodos? [Jorge Morín]

Salón del Dux Teodomiro en Pla de Nadal (Dibujo Albert Álvarez Marsal, sobre ideas de I.M. Sánchez Ramos y Jorge Morín de Pablos)

Gastronomía y dieta mediterránea hace 1400 años

En los trabajos que desarrollamos en el yacimiento de Los Hitos -Arisgotas, Orgaz- (Toledo) una de las línea de investigación es el estudio de la fauna doméstica y salvaje que se encuentra en el transcurso de las excavaciones a cargo de los Dres. José Yravedra y Verónica Estaca, así como el estudio de los pólenes o los fitolitos. Estos datos nos permiten conocer que comían los visigodos en esta zona de Hispania entre los ss. VI al VIII d.C.

En el espacio superior del palacio tendrían lugar los banquetes. Este espacio se levantaba sobre el piso inferior abovedado y tendría las vistas hacia los arroyos de Arisgotas y la Sierra. Las ventanas estaban cerradas con vidrieras de yeso cristalizado, que era traslucido. Continuar leyendo

Convento de San Juan de la Penitencia (II), Toledo: Patrimonio desaparecido. [Joaquín López López]

Vista del convento desde el Valle. Redibujado de la fotografía de J. Laurent, 1872

San Juan de la Penitencia: reseña histórica (II).

La tipología conventual.

…..

En prolongación al volumen del torreón aparecen los dormitorios de la clausura; tanto los altos como los bajos de invierno y verano respectivamente, se disponen con orientación sur buscando las mejores condiciones de soleamiento, iluminación y ventilación. Se proyectan con un volumen rotundo que utiliza las trazas de lo que fuera la casa de Juan Guas, lo que obligará a realizar un pequeño giro en su traza que acompañado del fuerte desnivel de la parcela (algo menos de 7 metros entre la plazoleta de la iglesia y la cota del callejón del Alcahoz) nos muestra un frente de gran envergadura y potencia desde la vista del exterior de la ciudad. Este volumen carece de huecos al exterior, propio del uso conventual, pero tiene un amplio corredor en planta baja ventilado e iluminado que funciona como espacio de esparcimiento y más probablemente como prolongación de la enfermería, dada su proximidad a unas celdas anexionadas al gran espacio de dormitorio común. Continuar leyendo

Convento de San Juan de la Penitencia (I), Toledo: Patrimonio desaparecido. [Joaquín López López]

El convento de San Juan de la Penitencia en torno a 1855, redibujado de la litografía de Alfred Guesdon.

“La fundación de esta iglesia, que es indudablemente de las más ricas que tiene Toledo, fue debida al cardenal don Francisco Jiménez Cisneros, en el año 1514.- El mérito principal de este edificio… consiste en la mezcla que en él se advierte de la arquitectura arábiga con la del renacimiento, mezcla que basta para caracterizar el estado del arte de edificar á principios del siglo XVI…”*

*. Amador de los Ríos, José, “Toledo Pintoresca”. Ignacio Boix, Madrid, 1845, pág. 186

San Juan de la Penitencia: reseña histórica.

La tipología conventual.

Sabemos que mediado el siglo XIX, tras la exclaustración, cinco eran los conventos que existían en Toledo de la orden seráfica, epíteto angelical que suele darse a San Francisco de Asís y a su Orden, del total de veinte conventos agrupados en las seis comunidades o reglas distintas existentes en la ciudad. Continuar leyendo

El templo del cardenal Lorenzana ( I ). [José María Martínez Arias]

A veces la descontextualización de un determinado modelo, puede resultar todo un referente y destacar más allá de su entorno concreto, y precisamente por esa distinción frente a todo lo que lo rodea le va a hacer constituir un hito por sí solo, si a ello le añadimos las excepcionales circunstancias de su gestación, obtenemos un sujeto muy particular. Ya se quiso poner en valor este aspecto de entorno al Hospital Tavera y su cripta, pero en el Toledo inagotable encontramos tantos ejemplos que pueden elevarse a la categoría de hito, que en este apretado laberinto piedra y ladrillo descubrimos de cuando en cuando piezas que llaman nuestra atención; obras de distinta época y escala, pero que todas ellas comparten aquella excelencia que le aporta lo extraordinario de su semblante: un circo romano, una catedral gótica, un hospital renacentista…y hasta una universidad que responde al más académico de los criterios. Continuar leyendo

Síntesis, integración y fusión de las artes en la arquitectura de los 50 (4) [José Rivero Serrano]

LA INTEGRACIÓN DE LAS ARTES Y EL ARTE RELIGIOSO

Justamente esos años cincuenta, son los mismos años en que el debate nacional sobre la nueva sacralidad o la nueva espacialidad religiosa se impregna de tales categorías transversales emuladoras de la experiencia francesa. Aunque la historiografía señale más bien, el extendido debate de la Abstracción dentro de las coordenadas del Arte Sacro, como realizara Gabriel Ureña, al denominar uno de sus epígrafes como ‘La polémica integración Arte Sacro/Arte Abstracto[1]; no se pueden ignorar otras razones, como las señaladas por el padre Aguilar: “Lo importante es considerar que artistas de primera categoría vuelvan a acometer el tema religioso; que además, trabajan, generalmente en equipo, con los buenos frutos de una visión compartida y estudiada bajo la inspiración de un ambiente litúrgico de plena renovación, y casi siempre con un amplio asesoramiento religioso en el diálogo fecundo del artista y del sacerdote. Esto ha hecho que en España no haya habido que lamentar desviaciones ni abusos”[2]. Desviaciones y abusos que se desprenderían de la publicación en el número 203 de la revista Arquitectura, de diciembre de 1958, de la Encíclica Mediator Dei de Pío XII. Que entre otras cuestiones planteaba una consideración sobre los nuevos lenguajes expresivos. “No se deben despreciar y repudiar genéricamente y como criterio fijo las formas e imágenes recientes más adaptadas a los nuevos materiales con los que hoy se confeccionan aquellas, pero evitando en un prudente equilibrio el excesivo realismo por una parte y el exagerado simbolismo por otra….es necesario dar libre campo también al arte moderno siempre que sirva con la debida reverencia y el honor debido a los sagrados sacrificios y a los ritos sagrados”[3]. Pero ese Papa era el mismo Papa que zanjó, años más tarde, el debate de los murales y grupo escultórico del Santuario de Aránzazu con su prohibición. También y en la misma senda, pueden citarse otros trabajos coetáneos[4] que muestran la preocupación por ese territorio referido, pero también por su estricto control pastoral. Por lo que cabe interrogarse por la coherencia de tales posiciones de apertura plástica en la jerarquía católica.

Continuar leyendo

LAS PIEDRAS GODAS. El Toledo visigodo para un viajero curioso. [Jorge Morín]

He venido a reconstruir piedra por piedra esa ciudad en mi mente…(Lawrence Durrell, Justina)

La ciudad de Toledo es recorrida cada día por miles de personas. La gran mayoría son turistas que deambulan por el espacio “rellenando” uno más de sus cupones en su visita a nuestro país. Fichan en la catedral, en el entierro del conde de Orgaz, una sinagoga…y ya se ha “vivido” la magia de las tres culturas. Toledo ciudad de las tres culturas, tópico sin sentido alguno, ya que la cuidad en su pasado cobijó entre sus muros a los fieles de tres religiones -el cristianismo, el judaísmo y el islam-, pero todos con una cultura común, la clásica, heredada del mundo grecolatino y expresada en tres lenguas clásicas distintas -latín, hebreo y árabe.- y una común romance, el castellano. La horda de turistas ajena a todo culminará la jornada abasteciéndose de espadas que replican las de el Señor de los Anillos, Juego de Tronos…o en las franquicias que le van robando el alma a la ciudad, convirtiéndola en una réplica de otras miles. Estas nuevas hordas de destrucción en la postmodernidad son vistas por nuestros políticos como el nuevo Maná, cuando en realidad son un cáncer que todo lo destruye. Los invasores abandonan la ciudad antes de que la noche caiga. En la noche Toledo vuelve a ser de sus habitantes, que disfrutan de la soledad de las calles, allí donde antes transitaban zombies postmodernos que la contemplaban a través de sus móviles, como no fiándose de los que ven sus ojos y renunciando a la memoria que todo lo embellece. El recuerdo de Toledo captado por nuestra mirada es de una belleza solo parangonable a esas vistas del pintor cretense. Los toledanos están acompañados ahora por otros extraños, los viajeros, los que quieren captar y llevarse el alma de la ciudad. Que la conocen ya de las lecturas, la anhelaban, la sueñan…en definitiva, la hacen suya. Que todavía ven en las calles a los aguadores subiendo su carga a la ciudad a través de la puerta de Valmardón… Continuar leyendo

A propósito de la Historia y de los historiadores [José Rivero Serrano]

El ensayo de Panayotis Tournikiotis La historiografía de la arquitectura moderna (1999, 2001 para la edición española de Mairea/Celeste) tiene un ambicioso propósito metodológico. Cuál es el de interrogar a los historiadores de la Arquitectura del siglo XX sobre sus visiones y aportaciones. Y ello realizado retrospectivamente sobre nueve figuras centrales y capitales de la historiografía, es al mismo tiempo un reconocimiento de sus revisiones y de su papel central en el curso de la historiografía de la Arquitectura del siglo pasado. En tal sentido Tournikiotis realiza una apretada visión de Nikolaus Pevsner, Emil Kaufmann, Siegfried Giedion, Bruno Zevi, Leonardo Benevolo, Henry Rusell Hitchcock, Reyner Banham, Peter Collins y Manfredo Tafuri. Puede que algunos lectores echen en falta a otros autores, tales como Frampton, Norbert- Schulz, Portoghesi o  María Luisa Scalvini. Pero ese es otro debate. Continuar leyendo

La Venta de Borondo. [Asociación Venta de Borondo y Patrimonio Manchego]

HELPatrimonio


04 La articulación del territorio a lo largo de la historia no se puede entender sin los caminos; más si cabe al hablar de La Mancha con  núcleos de población tan distantes. Una inmensa llanura, tierra de paso, de suaves contrastes e inmortalizada de manera universal gracias a la literatura cervantina.

Estas características del territorio hicieron indispensables la existencia de unas construcciones que sirviesen para dar descanso al viajero, las ventas. Continuar leyendo

Objeto, Contexto y Paisaje del atentado contra Carrero Blanco. [Jorge Morín]

Dodge en la Casa Profesa de la Compañía de Jesús.

Arqueología y Memoria

En los últimos meses hemos asistido a un debate en nuestra sociedad sobre los límites del humor en relación al atentado que sufrió el Almirante Luis Carrero Blanco en el 20 de diciembre de 1973. Lo cierto es que las nuevas generaciones desconocen quien era el Presidente del Gobierno en el tardofranquismo e ignoran por completo el escenario en el que se produjo la acción del Comando Txikia de ETA en la calle Claudio Coello de Madrid. Existe una DESMEMORIA que es aún peor que traspasar los límites del humor. No es exclusiva de este hecho, del que no han trascurrido ni cincuenta años. En estos años también parecemos asistir a una reivindicación del OLVIDO, como su fuera necesario olvidar en vez de recordar. La MEMORIA parece que incomoda. Sin embargo, aquí no estamos, como en otros casos, ante el dilema MEMORIA versus OLVIDO, sino ante la IGNORANCIA. Como historiador desconfío de las sociedades que ignoran su pasado y se empeñan en repetir una y otra vez lo malo del pasado. De hecho si hubiera tuiteado: “Carrero Blanco, AMDG[1], prácticamente nadie me habría entendido, no sabrían si es un mal chiste o un reconocimiento a la figura del Almirante fallecido.

Dodge 3700 GT

Continuar leyendo

Guarrazar, tierra de reyes. [Sagrario Gutiérrez Fernández]

HELPatrimonio


Didáctica para escolares en la excavación a cargo del director del proyecto, Juan Manuel Rojas.

Un proyecto con un siglo y medio de retraso

 

03 ¿Quién no ha oído hablar del Tesoro de Guarrazar?¿Quién no sabe que este paraje está en el término municipal de Guadamur?¿Quién sabe que desde 1858, fecha del descubrimiento del Tesoro, no se ha vuelto a excavar en la zona? Estas eran las preguntas que una y otra vez me repetía sin que encontrase una respuesta que no pusiera en entredicho toda la gestión cultural y arqueológica que se ha venido haciendo en esta provincia, en esta comunidad y en toda España.

Fue en 2002 cuando Christoph Eger, becario del Instituto Arqueológico Alemán de Madrid se presentó en el Ayuntamiento de Guadamur para pedir colaboración en la localización de los terrenos de Guarrazar y sus propietarios, quienes gustosamente permitieron realizar sus trabajos de investigación entre los años 2002 y 2005. Estos trabajos geomagnéticos y de georradar confirmaron la existencia de estructuras de grandes edificaciones en los aterrazamientos que se apreciaban a simple vista en todo el cerro y la multitud de sillares apilados en los linderos. Continuar leyendo