Diario alegre de un encierro triste. Día 38 [Quique J. Silva]

@Jesús Gómez-Escalonilla Sánchez-Infante. Diario alegre de un encierro triste. Día 38 Los abrazos

Héroes con nombre

“Quiero recuperar los abrazos que me deben”

Esta es la mayor aspiración de mi prima Arancha; ella sigue yendo a trabajar todos los días en uno de los hospitales más castizos de Madrid.

Mi prima, representa a todos los que, como ella, solo piensan en que llegue al final de esta tormenta, que escampe y todo vuelva a la normalidad.

Añoran la rutina de las discusiones entre compañeras por librar el puente; regañar a los familiares que abarrotan la habitación del enfermo o tirar a la basura una bata que viene sin precintar.

Volverán los tiempos de intentar ligar con el macizo de la ambulancia, de escaquearse en el patinillo para echar un cigarrito y de criticar la comida del personal porque, a ellos también, les sabe a hospital.

Se esconden en la soledad de su coche; unos días les dan ganas de llorar; los otros, directamente lloran.

A pesar de todo, vuelven cada mañana, cada tarde y cada noche.

@Antonio Esteban Hernando / D38 del Diario alegre de un encierro triste. Abrazos.

Siguen viendo la botella medio llena. Celebran cada alta hospitalaria y desean poder salir del turno abrazando a todo el mundo. A los propios y a los ajenos.

Como ella dice: “Quiero recuperar los abrazos que me deben”.

Objetivo del día: En cuanto pueda, ir a ver a mi prima y abrazarla.

Y mañana será otro día

Quique J. Silva

(Visited 241 times, 1 visits today)

Deja un comentario