Diario alegre de un encierro triste. Día 30 [Quique J. Silva]

@Jesús Gómez-Escalonilla Sánchez-Infante. Diario alegre de un encierro triste. Día 30

30 días y 30 noches

Llevo 30 días escribiendo lo que sucede a mi alrededor. Lo guardo en este “Diario alegre de un encierro triste” porque tengo muy mala memoria. Hoy, día 30 del encierro, ya no me acuerdo de lo que me pasó el día 1.

Hay mucha gente mayor que se queja de ir perdiendo la memoria; pero yo, la verdad, con 62 años no la he perdido; tal vez, porque nunca la he tenido.

Ya ha pasado el primer mes y sigo teniendo los mismos libros sin leer, la misma ropa que ordenar y la misma reja que pintar.

Todo lo que me propuse (ahora que tenía tiempo) se ha quedado en la mitad, de la mitad.

Como me descuide, cuando esto termine tendré que pedir una prórroga. Bueno, primero me iré de vacaciones a descansar, porque esto de estar en casa resulta muy agotador.

Prometo que el segundo mes seré más cumplidor.

@Antonio Esteban Hernando / D30 del Diario alegre de un encierro triste.

Haré una lista nueva eliminando las tareas menos realistas: leer, escuchar ópera, aprender inglés, practicar Pilates-TV y la más importante de todas, no levantar pesas utilizando como mancuernas los botes de suavizante.

Objetivo del día: El segundo mes ser más cumplidor

Y mañana será otro día.

Quique J. Silva

(Visited 272 times, 1 visits today)

Deja un comentario