Diario alegre de un encierro triste. Día 28 [Quique J. Silva]

@Jesús Gómez-Escalonilla Sánchez-Infante. Diario alegre de un encierro triste. Día 28

Deporte en casa

Era lo que me faltaba. Con esto del encierro todas las estrategias de marketing se dirigen a que hagamos cosas que hasta ahora no habíamos hecho.

Por ejemplo, me llega una oferta de Decathlon anunciándome “Colección para hacer deporte en casa”. ¡Esto es el colmo!

Las mismas mallas, las mismas camisetas, idénticas zapatillas…. Todo lo que vemos colgado habitualmente en los diversos pasillos por especialidad, ahora nos lo presentan bajo la etiqueta “para hacer en casa”.

Pero esto no es lo peor. Lo más grave, es que todo el mundo se empeña en que haga ejercicio físico; cuando no lo practico desde que aprobé gimnasia en el Bachiller. El último pantalón deportivo que me puse era un Meyba azul celeste.

El único chándal que uso es uno de Alcampo, de los baratos, a juego con mis zapatillas de felpa. (Que por cierto, este año he echado de menos para el Día del Padre).

Reconozco que la ropa deportiva es cómoda. Holgada, sin cremalleras, colores alegres, transpirables… pero de ahí a pretender que me haga daño en la espalda haciendo flexiones o que corra una maratón por el pasillo, hay un abismo.

@Antonio Esteban Hernando / D28 del Diario alegre de un encierro triste.

Cuidado amigos. Si no somos de saltar, saltemos con cuidado. Si no somos de correr, corramos lo justo.

No debemos dejarnos llevar por la histeria colectiva de querer salir del confinamiento como si viniéramos de un Centro de Alto Rendimiento.

Siempre lo he dicho. “Correr es de cobardes”…. y ahora toca ser valientes.

Objetivo del día: No reflexionar tanto que me voy a volver loco.

Y mañana será otro día.

Quique J. Silva

(Visited 243 times, 1 visits today)

Deja un comentario