Camino hacia el cine clásico V – La creación de Hollywood [Germán Esteban Espinosa]

German Esteban Hollywood 01 hombredepalo

SESIÓN CONTINUA

En Estados Unidos, como ya sabemos, Edison creó y patentó el cine. A partir de este momento, comenzó una carrera imparable para hacerse con el poder absoluto de la naciente industria cinematográfica. Para ello, cuando el emisario de los Hermanos Lumière llegó a América para distribuir el cinematógrafo, Edison consiguió que lo encarcelaran y deportaran. También llevó sistemáticamente a juicio a todas aquellas personas y empresas que quisieron utilizar su invento o uno parecido para hacer cine sin pagarle o pedirle permiso.

En 1908, las productoras cinematográficas, concentradas en Nueva York, cedieron al ataque de Edison y muchas de ellas (Biograph, Vitagraph, Selig, Essanay, etc.) entraron a formar parte de la Motion Pictures Patents Company, o MPPC, trust liderado por Edison que monopolizaba de manera absoluta el negocio del cine y permitía que solo las empresas que formaran parte de su grupo pudieran operar. Al resto las acosaba tanto legalmente como por medio del abuso, la desaparición del material o diversos accidentes supuestamente fortuitos.

Este clima llevó a que las productoras ajenas al trust de Edison decidieran buscar otro sitio donde pudieran trabajar a gusto. Como vimos en el artículo sobre la Escuela de Brighton, la materia prima del cine es la luz, y en esa época se necesitaba una impensable intensidad lumínica amén de muchas horas de sol. Por ello se barajaron lugares como Cuba, Chicago o Nevada; pero al final decidieron irse a un pequeño distrito de Los Ángeles llamado Hollywood, que además daba la feliz casualidad de ser uno de los puntos geográficos más alejados de Nueva York y de la influencia de Edison.

¿Qué factores contribuyeron a la elección de Hollywood como epicentro del nuevo negocio cinematográfico? Además de ser uno de los lugares con más horas de luz de América, hacía muy poco que las Guerras Apache habían concluido, hacia 1889, lo que favorecía que los terrenos fueran inmensamente baratos. Recientemente se había concluido también la red ferroviaria, lo que permitía un rápido contacto entre las oficinas de Nueva York y los estudios de Hollywood.

El cine necesita mucha electricidad y los trabajadores necesitan agua potable, como es obvio. Al igual que la red ferroviaria, la red eléctrica y la canalización del agua potable se habían finalizado recientemente en el país, lo que produjo que los estudios pudieran obtener agua y electricidad de manera completamente gratuita durante unos cuantos años. Además, al ser California el huerto de América, atraía a una masa ingente de personas desesperadas en busca de un trabajo, lo que abarataba el coste de mano de obra, que caía a niveles mínimos al contratar como trabajadores a los inmigrantes procedentes de México, país muy próximo a Hollywood.

Desde el punto de vista de localizaciones y ambientes de rodaje, Hollywood era un lugar ideal, pues en relativamente poca distancia poseía una variedad inmensa de climas, como el desértico, el lluvioso o el soleado. Además poseía una reserva india, perfecta para el rodaje de Westerns, género que desde Asalto y robo de un tren (1903) había comenzado a coger fuerza. Siempre es mejor contratar a un indio para hacer de indio que coger a un blanco y maquillarle.

Thomas H Ince - Un pionero de Hollywood

Estos factores contribuyeron a que productores y actores como Thomas H. Ince se mudaran a Hollywood y fueran seguidos por todos aquellos interesados en hacer cine sin la presencia de Edison. Los pioneros fueron Carl Laemmle Senior y Carl Laemmle Junior, que ya operaban en  Hollywood y que fundarían los Estudios Universal, una de las primeras Majors en ser establecidas en el terreno.

Carl Laemmle Sr y Carl Laemmle Jr - Primeros en producir en Hollywood y fundadores de Universal

En los próximos artículos veremos qué políticas llevaron a cabo los nuevos cineastas para convertirse en una de las industrias mayores de los Estados Unidos y hacerse paulatinamente con el control mundial del negocio del cine, amén de introducirnos en David Wark Griffith y concluir nuestro viaje hacia la creación del cine clásico.

Germán Esteban Espinosa, periodista

Germán es el editor de Cine de la web Hombre en Camino: Homo Viator.

(Visited 170 times, 1 visits today)

Deja un comentario