Arte semioculto [Quique J. Silva]

Sucedió en Toledo. 10 D20 Archivo VASIL


Pasado, presente y futuro. Toledo 1970. Patio del Conde Esteban

La sensibilidad no es una profesión, es un carácter que imprime a la persona un modo de ver particularmente, todo aquello que le rodea. En fotografía, siempre se ha dicho que lo importante es tener “buen ojo”. Sí, también está el equipo. la técnica…. pero el “ojo del fotógrafo”, en este caso de la fotógrafa, Maite, es el que manda sobre el resto de parámetros que requiere una buena fotografía.

Hoy traemos un ejemplo claro de cómo ir por la vida “mirando”. De cómo educar nuestros ojos para obtener una buena fotografía donde otros solo pueden ver una reja, un arco o un cristo. ¿Y por qué no todo junto?

Otro detalle de las yeserías y vigas talladas del mismo patio.

Son pocas las ocasiones en las que tres estilos artísticos completamente distintos pueden llegar a formar un conjunto atrayente e interesante.

A modo de celosía conventual, el fragmento de una buena reja maciza aún nos deja ver el resto de la imagen. En segundo plano, un gran arco mudéjar de yesería, del siglo XV. Y ya, en el fondo, un moderno cristo realizado en 1969 por Juan Peñalosa, que era uno de los vecinos del número 3 de la plaza del Consistorio.

Un adecuado encuadre y una cuidada composición dan suficiente realce a cada uno de los tres elementos. Presente, pasado y futuro.

Hoy, la reja y el cristo ya no se encuentran en el patio de la Casa del Conde Esteban; pero aún queda el arco.

La imagen es irrepetible. Para eso se inventó la fotografía.

(Archivo VASIL: ver más entradas)

Quique J. Silva

(Visited 155 times, 1 visits today)

Deja un comentario